Contrabando millonario por  el Correo Argentino de Orán

Una jornada histórica vivió otra vez la ciudad de Orán al ser allanada la sede central del Correo Argentino, donde varios de sus empleados, incluso de jerarquía, fueron detenidos acusados de asociación ilícita para contrabandear todo tipo de mercancía, incluso coca y drogas.

La orden de allanamiento fue librada por el juez federal de Orán en la mañana de ayer, cuyo juzgado comparte paredes con el Correo Argentino.

Se supo de fuentes oficiales que siete de los empleados de ese organismo fueron inmediatamente detenidos y en los depósitos del Correo Argentino fueron secuestradas cientos de encomiendas con destinatarios en distintos puntos del país, que debían recibir vía Correo Argentino diversas mercaderías de contrabando, ingresadas por una banda de bagayeros especializados.

La fuente confirmó que además de la sede del Correo Argentino, fueron allanadas siete propiedades más y detenidas un total de siete personas, todas ligadas al Correo.

Pero la causa se hizo extensible a la provincia de Jujuy, donde el juez federal de Orán exigió a su par jujeño el allanamiento de una sede, ya que personal jerárquico de la misma tenían vinculaciones de "negocios" con esa sucursal.

El exhorto hasta el cierre de esta edición no se había cumplido.

Las informaciones que obtuvo El Tribuno de fuentes inobjetables indicaron que la carátula inicial es la asociación ilícita y contrabando agravado y que en los distintos allanamientos un efectivo de Gendarmería Nacional vinculado a la mafia del contrabando logró huir minutos antes que cayeran sus camaradas a detenerlo, siendo en este momento buscado como prófugo de la Justicia con pedido de captura nacional.

La fuente indicó que el gendarme, cuyo grado se mantiene en reserva, era el proveedor de hojas de coca y otros derivados de la misma que eran enviados a través de encomiendas supuestamente lícitas hacia distintos puntos del país.

Los verdaderos propietarios de la mercancía no fueron hallados, ya que los empleados del Correo utilizaban nombres de fantasía o terceras personas para que rubriquen como remitentes y así no levantar sospechas. Los envíos sería billonarios, del correo paralelo, en pesos, estimaron.

Compraban DNI para remitentes

El modus operandi de la banda desarticulada en parte era enviar millones de pesos en todo tipo de mercancías a través del Correo Argentino, ya que la carga de las encomiendas casi nunca era revisada o secuestrada. El nivel de facturación de la sede de Orán por este rubro llegó a ser inédita en el país ya que los “importadores” utilizaban nombres de fantasía, creados por los empleados que estaban en sintonía con la banda y en otros casos conseguían que la encomienda fuera llevada al Correo por terceras personas, indigentes o necesitados a quienes les pagaban por enviarla con su rúbrica.
Una alta fuente del Juzgado dijo que era tan aceitado el mecanismo que llegaron a utilizar los principales portales de venta web para ofrecer sobre todo celulares de alta gama, los que eran ingresados desde Bolivia y enviados desde Orán. Pero como si todo esto fuera poco, de la investigación se desprendió que internamente les robaban algunas elementos a cada envío.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...