Un 8 de diciembre de 1978, hace ya cuarenta años, se inauguraba la estatua de Isabel la Católica, en el acceso al barrio Tres Cerritos, en la intersección de las avenidas Reyes Católicos y Virrey Francisco de Toledo, actual avenida Bicentenario de la Batalla de Salta.

El proyecto de esta obra perteneció al recordado Arquitecto Mariano Sepúlveda. El sentido ornamental del monumento simboliza las diversas regiones de España y representaba un largo anhelo de la colectividad española y de los miembros de Instituto Salteño de Cultura Hispana.

La concreción de la obra se hizo posible con numerosos aportes, principalmente con la donación de quien fuera presidente de Cultura Hispánica en Madrid, S.A. R. Duque de Cádiz y Duque de Anjou, don Alfonso de Borbón y Dampierre, quien donó al pueblo de Salta la imagen en bronce.

El resto de las obras que integran el conjunto escultórico de la plaza fue construido merced a los aportes de la colectividad española residente en Salta. La iniciativa de erigir este monumento perteneció al señor Francisco Fernández Jiménez, primer presidente de la Comisión Pro Monumento y uno de los más entusiastas colaboradores.

El monumento del tamaño en escala real, de la extinta soberana se halla sobre un pedestal blanco, es único en Sudamérica, al reproducir a la soberana castellana con sus símbolos y emblemas.

Posee numerosos elementos heráldicos: se puede apreciar claramente cuatro escudos pertenecientes a Castilla, Navarra, Aragón y León. Entre otros atributos se puede observar una carabela (por el descubrimiento de América) y una granada (por el reino de Granada, último bastión del dominio árabe, territorio que los Reyes Católicos recuperaron el 2 de enero de 1492).

En esta sólida estructura de hierro fundido y cemento, se encuentra resaltado el haz de flechas, emblema personal de la reina Católica, símbolo de los reinos que gobernaba: Aragón, Castilla, Catalunya, Granada, León, Nápoles, Valencia, Viscaya.

El haz de flechas simboliza la expresión antigua de: "unidos vencerán". El conjunto se completa con bellos faroles en hierro forjado y una exquisita labor de paisajismo, surgido del virtuosismo del arquitecto Sepúlveda.

Día histórico

En la tarde de aquel día 8 de diciembre, numeroso público se dio cita para participar del variado programa con que se honraría y bendeciría la obra, entre los que se hallaban representadas las entidades españolas del medio local.

Dieciocho jóvenes salteñas vestidas con trajes típicos desfilaron frente al palco, en tanto, otro conjunto de jinetes y amazonas en traje de rocieras, orlados de faralaes, mantones de Manila, peinetas y flores entrelazadas en la cabellera recogida en moño, desfilaron en nobles corceles y elegantes jacas, despertando calurosos aplausos en el público, en medio de sones asturianos y sevillanos interpretados por la banda de la Policía de la Provincia.

Una delegación de la Agrupación Tradicionalista Gauchos de Gemes se sumó al desfile. Tan brillante exhibición otorgó colorido a la inauguración del monumento a Isabel la Católica, un verdadero acontecimiento para Salta, una ceremonia que quedó grabada entre los gratos recuerdos de la comunidad de residentes españoles y de los salteños que acudieron al acto en la agradable tarde de primavera.

La interpretación de los himnos de Argentina y España dieron apertura al acto presidido por el gobernador de la Provincia, capitán de navío (R) Roberto Augusto Ulloa, contando con la presencia del embajador de España Dr. Enrique Pérez Hernández y Moreno, el vicecónsul de España en Salta, José Lastra González, el intendente Víctor Abelardo Montoya, y demás autoridades civiles, militares, delegaciones escolares e invitados especiales.

"Un día grande para la colectividad española, sino para todo el pueblo de Salta", afirmó el vicecónsul Lastra González.

Bendición

La bendición de las nuevas obras, estuvo a cargo del arzobispo de Salta, S.E.R. monseñor Carlos Mariano Pérez Eslava.

A su término, las autoridades municipales, capitanes Víctor Abelardo Montoya y José León Costas, dieron lectura a la ordenanza de aceptación de la donación del monumento y de la plazoleta.

Al descubrir la placa conmemorativa se encendieron las luces y se lanzaron bombas de estruendo y fuegos artificiales, en la conclusión del acto.

En la cena que ofrecieron las autoridades provinciales, miembros del Instituto Salteño de Cultura Hispánica y colectividad hispánica en la Sociedad Española, el embajador español señaló en el discurso pronunciado en esa oportunidad la importancia del incremento en un 792% de las alternativas de comercialización entre España y Argentina, una de las facetas de las relaciones bilaterales entre los países.

Entre otros conceptos, expresó: "Sus reglas de unión son la sangre, la lengua y la fe en Dios. Los españoles no pretendemos ningún liderazgo, solo nos consideramos la hermana mayor, que pretende una madre común ".

Al término de los discursos se entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino y luego la Marcha Real Española.

Posteriormente se desarrolló un espectáculo de zarzuela a cargo del Círculo Mágico de Salta, como broche de oro a una jornada pletórica de emociones y de colorida celebración para los vecinos de la leal y noble ciudad de Salta.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de opiniones

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...