Concejales cuestionaron la suba del agua y las obras pendientes

Las obras de agua y cloaca pendientes y la suba de tarifas fueron los temas más cuestionados por los ediles en el plenario que hubo ayer por la mañana en el Concejo Deliberante. Estuvieron el presidente de Aguas del Norte, Lucio Paz Posse; el presidente del Ente Regulador de los Servicios Públicos (Enresp), Jorge Figueroa Garzón; el secretario de Obras Públicas de la Municipalidad, Wanny Caramella Grimberg, los concejales y vecinos de las zonas este y oeste, que tienen problemas en sus barrios.

Durante la reunión, que comenzó media hora tarde y se extendió por casi tres horas, los concejales transmitieron las inquietudes de los vecinos, que tienen un servicio deficitario de agua y cloacas o que directamente no lo tienen. Consultaron a los presidentes de Aguas del Norte y del Enresp sobre las obras necesarias para la ciudad, la quita del subsidio provincial, la suba de la tarifa, la contaminación del río Arenales y las pérdidas en la red de agua, entre otros temas.

Según la edil Rosa Herrera, desde 2013 no había un encuentro con autoridades de la empresa estatal. Todos los legisladores valoraron que se diera este espacio y Paz Posse calificó como "muy buena" la reunión con los concejales.

Obras necesarias

Uno de los barrios más afectados por la falta de agua es Floresta, en la zona este, cuyos vecinos reclaman este servicio hace más de 60 años. Desde Aguas del Norte aseguraron que la obra de impulsión para llevar el agua a este barrio finalizará dentro de 40 o 60 días.

Sobre el acueducto de Campo Alegre dijeron que la primera etapa de esta obra, que presenta un avance del 20%, terminará a principios de 2019, y que están en la búsqueda de 50 millones de dólares más.

Paz Posse relató que está en ejecución una obra de impulsión en Alto Molino, que mejorará la provisión de agua en "toda la zona oeste de capital".

"Hoy tenemos obras por más de 2 mil millones de pesos en la provincia, que vienen avanzando. Tenemos previstas obras que tienen que ver con mejoras en el sistema para Salta capital, a través de una nueva planta potabilizadora, para la que estamos gestionando los recursos", contó a El Tribuno.

Uno de los momentos más álgidos del encuentro fue cuando la edil Cristina Foffani cuestionó a Paz Posse por la gravísima contaminación del río Arenales, por el colapso de la planta depuradora del sur.

"Ustedes son los responsables del volcamiento de materia fecal en el río Arenales desde hace muchos años. Ya desde hace cuatro años tienen sentencia y no se han cumplido los plazos para el saneamiento del río y para el cese inmediato del volcamiento", expresó. Además mencionó la presencia de metales pesados en esta corriente y criticó que desde el Estado no obligaran a las empresas a hacer un tratamiento adecuado de los efluentes industriales.

Ante el cuestionamiento, Paz Posse respondió que el problema del río es de "todos los salteños". "Usted dice que mañana tenemos que dejar de hacer el volcamiento. ¿Adónde mandamos las cloacas? Tienen que ir a algún lado. Nos tenemos que ocupar. Cada uno desde su lugar tiene que aportar un granito de arena. De eso se trata", señaló. La duplicación de la planta depuradora de líquidos cloacales para resolver este problema cuesta alrededor de 72 millones de dólares, que la empresa busca financiar con fondos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Cañerías viejas

Paz Posse contó que se hacen entre 1.000 y 1.300 reparaciones mensuales en la red de agua. El recambio de cañerías viejas cuesta 18 millones de pesos y se hará este año.

El secretario de Obras Públicas observó que "las redes de la ciudad tienen un estado calamitoso". "Todavía tenemos redes con cañerías de fibrocemento, con más de 50 años de antigedad, con sellos de goma que ya no resisten la acción del cloro y de la propia dinámica del fluido, el efecto de los microsismos, que son dos o tres veces por día. Todo eso tendrá que ser reemplazado en algún momento", declaró Caramella.

Quita del subsidio

Uno de los temas que más cuestionaron los concejales fue la suba del 15,07% debido a la quita del subsidio a la tarifa de la Provincia, en el marco de un pacto fiscal con Nación.

Paz Posse aseguró que "el presupuesto que estaba destinado al subsidio de tarifas se va a volcar en obras de mejora". Reveló que la empresa tiene un costo operativo de 105 millones de pesos mensuales y que el 80% de los usuarios paga una tarifa promedio de $350.

"La Provincia no pretende quitar el subsidio a quien tiene dificultad para abonar una tarifa plena", explicó el presidente del Enresp. "Lo que se pretende es quitar el subsidio que la Provincia destina a los costos de operación y mantenimiento. Hay un principio básico del servicio público, que es que la tarifa tiene que cubrir todos los costos que ocurran en el servicio. El pueblo es quien afronta el costo de la tarifa y a quien se le brinda el servicio", señaló.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...