Julia lucha por sus hijos y a la vez por  la suerte corrida por María Cash

En la tarde de ayer El Tribuno entrevistó a los padres de la testigo protegida por el caso María Cash, quienes brindaron algunas precisiones sobre la personalidad del exmarido de su hija Julia Leal, sus malos tratos, la fuga de su hija hacia Tucumán y la lucha incansable por recuperar a sus cinco hijos, a quienes no puede ver desde 2016.

"Sí, muchos la han tratado de loca, muchos hablan de ella sin saber ni haber vivido lo que ella soportó hasta aquí, así que si me preguntan si le creo a mi hija Julia lo que dice, le contesto que sí, y si me preguntan acerca de sus aseveraciones con respecto a María Cash, le contesto que nunca nos mencionó eso, pero sí su cautiverio, la presencia de mujeres extrañas en su casa y su reemplazo por una exconvicta en las tareas de su casa en Campo Quijano, de donde la pudimos rescatar gracias a un vecino", así explicó el momento Julia del Valle Cueva, madre de la testigo protegida sobre el caso María Cash.

 Los chats

La septuagenaria mamá graficó de esta manera la vida de su hija actualmente. Ella está alterada. Le quitaron los hijos y ahora a cientos de kilómetros ve con desesperanza un proceso que se extiende de manera sistemática e inhumana.

En tanto el padre de la testigo aportó: "Jamás pensamos que el casamiento de nuestra hija iba a terminar así. Ellos se casaron cuando él ni trabajo tenía. Luego gracias a sus amistades consiguió el puesto en el servicio penitenciario federal y desde entonces comenzó a forjarse una personalidad violenta, autoritaria y cruel. En el año de su separación, el 2013, debió haber ocurrido algo muy grave para que él reemplace a su propia mujer por una supuesta empleada, quien venía con antecedentes de haber sido sentenciada a cumplir una condena en la cárcel por haber derribado a golpes a policías y lesionarlos. Ella nos decía de manera lastimosa en ese tiempo que todo estaba bien, hasta que un día el llamado de un vecino nos alertó que estaba en las últimas. Nos desesperamos y denunciamos esa situación de cautiverio y violencia hasta que logramos que la policía local la rescatara. En el 2016, gracias a la impunidad con la que se mueve su ex la Justicia de Tucumán le quitó los hijos a nuestra hija y desde entonces pretenden declararla insana o lo que sea para que no reclame o cuente lo que sabe sobre su ex pareja. Aquí en Salta, la última agresión que sufrió Julia estuvo en nueve fiscalías penales diferentes y ninguna comenzó a investigar el caso aún.

La lucha de Julia y la nuestra es por los niños, para que acabe la tortura sobre esta mujer que ya lo perdió todo, de allí lo que pueda aportar a la otra causa es harina de otro costal que debe investigar la Justicia Federal. Mientras eso suceda también deben darle contención y al menos un acercamiento a Julia con sus cinco hijos, ya que de otra manera mi hija vuelve a sufrir cautiverio por lo que sabe, pero esta vez en manos del Estado".

Los chats

En ese contexto, una fuente acercó a este medio algunos chats que ingresaron al chip de Julia Leal en el tiempo en que ella permaneció en Salta intentando recuperar la tenencia de sus cinco hijos.

En esos chats, cuya veracidad supuestamente se investiga, una persona relata al número de Julia una serie de situaciones ocurridas entre el 2011 y 2013, en la que se habla no solo de la presencia de María Cash en Campo Quijano, sino también de la suerte que corrió en manos del exmarido de la testigo protegida.

Además, se desprende de algunos de ellos que la diseñadora podría incluso haber estado embarazada. En los chats figura el nombre de la confesora.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...