Video: Milagroso vuelco de un camión en la ruta 21

La ruta provincial 21 fue escenario ayer de un siniestro vial con suerte. Ocurrió a las 7.20, cuando un camión Ford 400 que transportaba en la caja a 39 trabajadores rurales volcó de manera espectacular, a pocos kilómetros del pueblo de San Agustín, en el Valle de Lerma.
Los peritos no pudieron determinar todavía las causas del accidente, pero lo concretó fue que el vehículo, conducido por un hombre de 57 años, tras salir de la cinta asfáltica dio un tumbo y cayó sobre un canal de desagüe y quedó con las ruedas hacia arriba. La caja de madera quedó sostenida como un péndulo por el terraplén de ambos extremos del canal, lo que impidió que los pasajeros fueran aplastados por el techo. 

Un vecino, de apellido Segundo, fue el primero en acudir en auxilio de los heridos. El hombre contó que estaba preparando a sus hijos para llevarlos a la escuela cuando escuchó el ruido del siniestro. “Cuando llegué solo escuché gritos de auxilios, y al ver cómo había quedado el camioncito pensé que había ocurrido una desgracia”, expresó el vecino. Algunos pudieron salir por sus propios medios, arrastrándose por el canal, que no transportaba agua
Segundo comentó que con la premura del caso rompió las maderas de la caja y empezó a rescatar a las personas que estaban bajo el camión y que a esta tarea se sumó luego un motociclista y otros voluntarios, hasta que llegaron los policías y bomberos. “Creo que el canal le salvó la vida a esta gente, porque de no hacer sido por eso varios hubieran muerto aplastados”, expresó el solidario vecino.
Minutos después arribaron las ambulancias del Samec y por la cantidad de heridos se montó un operativo para atender y trasladar a los más afectados. Más tarde lo hicieron los equipos de Bomberos Voluntarios de la zona. 

 

En un principio seis personas fueron trasladadas en código rojo hasta los hospitales Papa Francisco y San Bernardo, en la capital salteña. Los bomberos debieron extremar los esfuerzos para mover la caja del camión, debido a que uno de sus extremos quedó encastrado en una parte del canal. Los altos pastizales impedían ver el interior, y sospechaban que alguna persona pudiera haber quedado aprisionada por la caja.
 

Finalmente se comprobó que no había víctimas fatales, que un total de diez personas fueron asistidas en los dos hospitales de la capital y que ninguna presentaba lesiones de gravedad, afortunadamente. “Fue un accidente con suerte”, coincidieron todos
Para facilitar a atención de los heridos el Samec montó una carpa en el lugar y con la ayuda de otros profesionales médicos y enfermeros se pudo agilizar el cordón sanitario para el traslado de los más afectados. Al operativo se sumó personal de Tránsito de La Merced y Cerrillos, lo que permitió el rápido desplazamiento de las ambulancias y los patrulleros.

Las causas

Al momento del siniestro una densa neblina cubría la ruta y se sospecha que eso pudo haber provocado que el conductor perdiera el control del camión por falta de visibilidad. Los peritos también analizan la posibilidad de que el vuelco se haya producido por el reventón de un neumático. Otro detalle que no dejó de llamar la atención a los técnicos en criminalística fue la cantidad de personas que transportaba el Ford patente RBZ-652 (39). El exceso de peso pudo haber sido también un factor determinante, dijo un informante.
El accidente, además, permitió advertir que entre los heridos había menores de edad. Todo indica que si viajaban en el vehículo era para desarrollar tareas rurales en la finca que contrató a los trabajadores precarizados. Si esto se llega a comprobar el contratista estaría involucrado en serias irregularidades y también en el delito de explotación infantil. 
Por otro lado, el siniestro es un llamado de atención para las autoridades competentes, a los efectos de que tomen cartas en el asunto respecto al control del transporte y condiciones de los trabajadores rurales.
 


 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...