Con el equinoccio de invierno, se festeja el año nuevo andino 5526

El 21 de junio en todo el hemisferio sur se celebra la llegada del invierno, la estación más fría del año marcada por el alargamiento de las noches y el acortamiento de las horas de sol. Si bien el significado de este día varía en las distintas culturas del mundo, la mayoría lo ve como un período de renovación y renacimiento y lo festeja con rituales, festivales y distintas celebraciones.
Para la cultura andina, es el momento de renacimiento del sol -en Cuzco a la fiesta se le llama Wawa Inti Raimy- al que hay que cuidar como a un recién nacido: comienza un nuevo ciclo, un nuevo “Pachacuti”. Este “Año Nuevo Andino” es el número 5526, según el almanaque aymara que rige la larga columna del continente americano. 

El ritual empieza con el ocaso de la noche más larga del año, el 23 de junio. El sol debe volver a acercarse a la Tierra. 


En Salta también hay Sol

 

En Salta, como hace más de 15 años, nuevamente en la cumbre del cerro San Bernardo, tal vez un “apu” que heredamos los salteños, la antropóloga Katia Gibaja y su programa “Ecos de la Patria Grande” organizan una discreta ceremonia que cada año reúne más adeptos. El año pasado se hizo bajo el lema “Enlazando nuestras raíces con el sol ancestral”. Por otra parte, y con la organización de el Consejo de Residentes Bolivianos en el Extranjero (CIRBE) y la Dirección General de Asuntos Extranjeros, este miércoles desde las 14, en la avenida Bolivia y Patrón Costas, a metros del Parque del Bicentenario, comenzarán los festejos del Inti Raymi. Finalizarán en la mañana del jueves 21, cuando despunten los primeros rayos del sol.
En general, también el Museo de Antropología realiza un acto para el solsticio.
Este año, en el departamento de Santa María, Catamarca, del 21 al 24 de este mes harán una ceremonia con 300 actores para el día más corto del almanaque y con el que queda sellado el paso del otoño al invierno.
En Jujuy las ceremonias se inician la noche anterior con diferentes actividades. El festejo principal se hace en el Trópico de Capricornio y también en la réplica del Templo de Kalasasaya, en el barrio Tupac Amaru, en Alto Comedero.
Cuando despunta el primer rayo del sol, los participantes levantan sus brazos y comienzan con alabanzas. Se agradece en quechua, aymara y en castellano, por todo lo recibido durante el año que cierra y se pide gracia por el nuevo que se inicia.

Sitios sagrados de América 

 

En el resto del continente, los lugares sagrados preferidos para esperar son el fuerte de Samaipata, en Santa Cruz de la Sierra, considerado el mayor petroglifo del planeta. También el altiplano del lago Titicaca y la Puerta del Sol en Tiwanaku, en La Paz. Aunque cada año se suman nuevos lugares sagrados donde se hace la ceremonia que anuncia los profundos cambios y el retorno del equilibrio.
La ceremonia sagrada se llama en aymara “Willka Kuti” y es ofrecida por los yatiris (sacerdotes), que ofrendan al Sol y a la Pachamama. Las personas esperan con las manos extendidas los primeros rayos del sol, porque se piensa que llegarán hasta la tierra cargados de poderosas energías de renovación. Este año en La Paz las comunidades se han propuesto realizar lo que pretende ser el más grande festín del mundo: el “apthapi” (o “recoger” en aymara), que es en realidad una comida comunitaria y es un preludio del Año Nuevo Andino.
En ciudades como Cuzco, esta ceremonia es la más grande y reúne una multitud de público y actores. Este Inti Raymi 2018 se celebrará el 24 de junio en esa ciudad del Perú, que fue capital del Imperio Inca. Como cada año, las celebraciones se iniciarán a las 9 en el hermoso Jardín de Oro del Coricancha o Templo del Sol. Empieza con la aparición del inca, que ofrenda hojas de coca, llamas, alpacas y más. Luego en la Plaza de Armas o “Plaza del Guerrero”, centro histórico del Cuzco y punto neurálgico de las celebraciones. El inca realiza la denominada Ceremonia de la Coca. Todo concluirá bajo las moles Sacsayhuaman, en la explanada Chuquipampa. Este lugar gozó de mucha importancia durante el incanato. La puesta en escena inicia a la 13.30 y dura casi dos horas. El personaje principal será el inca Pachacutec, que encarnará el actor cusqueño David Anca. El papel de su esposa estará a cargo de la actriz Normina Gallegos. Este año se espera la participación de más de 700 artistas en escena y más de 100 mil espectadores entre turistas y lugareños. En todo caso y en cualquier lugar, es una oportunidad para recordar nuestra ubicación en el universo.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...