Producción modelo con tecnología de punta y robótica

La fábrica de conservas para pimientos morrones que empezó a funcionar en la localidad de Embarcación cuenta con un "diseño, escala y soluciones técnicas sin precedentes a nivel mundial". Así lo remarca el reporte de sustentabilidad publicado por la empresa Hijos de Salvador Muñoz (Salvita), que de todos modos puso a trabajar la avanzada planta agroindustrial sin estridencias.

"No queremos comprar ningún personaje que no nos quepa, ni sacar mucho pecho, porque se compite mucho y hay un largo camino por andar en este mundo tan globalizado", subrayó el titular de Salvita, Salvador Muñoz.

El y su hermano Miguel Ángel, quien se desempeña como vicepresidente de la firma, reconocieron que la nueva planta agroindustrial abrió "grandes expectativas" para la empresa. El proyecto, en realidad, tiene relevancia provincial y regional, porque la fábrica de conservas de Embarcación procesará hasta 5.500 kilos de pimiento morrón por hora una vez que opere a pleno régimen.

Sus dos líneas, además, fueron diseñadas con sistemas que también permiten enlatar tomate pelado, otra conserva que ofrece interesantes oportunidades en los mercados.

Los sistemas de procesamiento y enlatado incluyen equipos que se diseñaron con ingeniería española, componentes que fueron fabricados en Mendoza y máquinas que desarrolló la compañía Zilli & Bellini en sus plantas de Parma (Italia).

Entre las piezas tecnológicas se destacan aparatos robóticos que agilizan el armado y desarmado de los pallets, como así también el manejo de las latas vacías y llenadas.

Los equipos llegaron al complejo de Embarcación, donde Salvita también tiene sus plantas de procesamiento de granos y de empaque de hortalizas frescas, en 35 equipos de transporte y logística. En la nave hay cerca de 50.000 kilos de perfiles inoxidables. Las líneas cuentan con controles de peso electrónico, mediante balanzas dinámicas, y 700 HP de capacidad instalada.

Incluso con su alto nivel de automatización, la nueva fábrica de conservas asegurará 100 puestos de trabajo. Salvita previó en esa dotación un índice del 40% de mujeres

Con fondos privados y un crédito del BICE

La construcción de la nueva fábrica de conservas de Embarcación se financió con capitales privados y un crédito del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) de $80 millones.

La moderna planta también tiene una línea de elaboración de tomate enlatado, rubro en el que Salvita procesa actualmente un millón de kilos anuales. 

La fábrica es la coronación de un proyecto que arrancó hace dos años con un aumento de las superficies cultivadas bajo cubierta. En 2016 la firma norteña amplió en 60 hectáreas los invernaderos que tiene en finca La Cañada (Jujuy) y el año pasado hizo lo propio en Embarcación (departamento San Martín).

Salvita también tiene tierras propias y arrendadas para hortalizas en Zanja del Tigre, Colonia Santa Rosa, Orán y Pichanal. Son, en total, 1.388 hectáreas cultivadas a campo y 187 en invernadero.

La segunda empleadora del sector privado

Además de las 1.575 hectáreas ocupadas con cultivos hortícolas, la empresa Hijos de Salvador Muñoz tiene otras 24.000 hectáreas afectadas a la siembra de granos, con destino principal a la exportación, y un área de producción ganadera que abastece al mercado regional de carnes. En 2017 la firma sembró 22.200 hectáreas con poroto y otras 1.500 con maíz. 

Su estructura diversificada sostiene, a la par de los 1.000 puestos de empleo directos, una doble cantidad de puestos indirectos. Se trata de los trabajadores de las empresas de transporte, cosecha, trilla y demás servicios tercerizados que dependen de la actividad de Salvita.

La empresa que tiene sus plantas de procesamiento concentradas en Embarcación es, con su variado esquema de producción agroindustrial, la segunda empleadora privada de la región, después del ingenio Tabacal. El sector frutihortícola del norte tiene otros importantes pilares de empleo intensivo en firmas como Abra Chica y Estancia Las Yungas. 

La empresa que fundó Salvador Andrés Muñoz, puntualmente, se caracteriza por el valor que agrega a sus diferentes producciones. Solo en su planta de empaques tiene 160 trabajadores. De allí salen cada día cerca de 7.000 cajones de pimiento cepillado en seco. Las berenjenas se limpian manualmente, unidad por unidad, antes de ser despachadas a los mercados. En la nave de empaques también se seleccionan tomates de distintas variedades (redondo, perita y cherry) y se procesan 5.000 cajones diarios de choclos. Estos pasan por un sistema de hidroenfriado, que acondiciona 1.300 cajones por hora, a un temperatura de 2 grados y valores de humedad controlados, antes de ser cargados en los equipos de transporte que los llevan, en cámaras de frío, hasta los diferentes mercados del país. 

Desde 2017, en el núcleo operativo de Embarcación funciona una escuela de oficios en la que los trabajadores más calificados de cada área participan como instructores. Allí se forman y capacitan auxiliares agrícolas, agroindustriales y de mantenimiento, mecánicos y conductores de maquinarias.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...