Cuerpo quemado en Orán: detienen a un sospechoso

La fiscal penal de Orán, Claudia Carreras, informó que hay un detenido por el caso de la persona que apareció incinerarada en el "camino de los bagayeros", entre Aguas Blancas y Orán, el miércoles pasado. Se trata de Juan Carlos Tejerina Ortega, ciudadano de nacionalidad boliviana que se desempeñaba como sereno en un galpón donde los contrabandistas acopian la mercadería que los bagayeros, para sortear el control la Gendarmería en el Puesto 28, pasan al hombro por el sendero donde encontraron el cadáver. A un costado de la ruta nacional 50.

Desde la fiscalía, se reportó que el fin de semana se realizaron "importantes allamientos" en la zona, de donde surgieron elementos de prueba que condujeron a los investigadores hasta Tejerina Ortega.

Según la fiscal Carreras, el hombre, domiciliado en Orán, se abstuvo de declarar y está imputado del delito de homicidio "criminis causas". Por ese motivo solicitó que el acusado permanezca detenido.

Tambien Carreras refirió que el cadáver de la persona calcinada aún no fue identificado. Hasta el momento, la pericia se ha visto dificultada debido al estado en que quedó el cuerpo luego de ser sometido a la acción del fuego con troncos, ramas y madera.

Por la forma en que se hallaba el cadáver, en cuanto a su posición y rigidez, todo indica que la persona fue muerta en otro lugar y que trasladaron el cuerpo hasta el "camino de los bagayeros" para incinerarlo y con ello dejar un mensaje mafioso.

Se calcula que de la ejecución habrían participado 4 o 5 persona como mínimo.

El galpón donde Tejerina Ortega trabajaba como sereno está a unos 500 metros del lugar donde apareció el cadáver y a la misma distancia, en línea recta, del Puesto 28 de Gendarmeria Nacional, sobre la ruta nacional 50 que conduce a la frontera con Bolivia.

Frente a esta situación, lo único que podría justificar la detención del sereno sería que haya prestado algún tipo de ayuda logística a los autores materiales del horrendo crimen.

"Tengo la sospecha de que este tipo es "un perejil'; lo han detenido para justificar que están haciendo algo, porque hasta ahora la investigación está haciendo agua por todos lados", dijo una fuente consultada por El Tribuno. Otro detalle que deslizó el informante fue que a Tejerina Ortega no lo habrían detenido en el marco de las investigaciones. Lo que se comenta es que el sereno se habría presentado por sus propios medios a la Brigada de Investigaciones para aportar algún dato útil a la causa y que en esas circunstancias "lo vieron sospechoso" y lo apresaron. Si esto es así no se explicaría por qué desde la fiscalía se informó que el hombre se abstuvo de declarar.

Respecto al muerto, surgieron dos versiones. Hay quienes sostienen que se trataría de un joven de entre 20 y 30 años con domicilio en la ciudad de Orán. También se comenta que sería alguien de la misma edad, pero de nacionalidad boliviana. En cualquiera de los casos se especula en que la víctima sería un bagayero o alguien vinculado con el contrabando de mercadería en gran escala desde frontera con Bolivia. En tal sentido, todos coinciden en que la escena del cuerpo quemado encierra un mensaje de contenido mafioso.

Las antenas de los investigadores continúan orientadas en torno a Juanzuti Aguilera, el narco detenido días pasados en Orán y al que le atribuyen ser el líder de vasta red criminal que se dedicaba al tráfico de drogas, la trata de personas y el contrabando. Hasta antes de caer preso era el jefe de una cooperativa de bagayeros. Lo que se sospecha es que un adversario o alguien cercano a él lo delató cuando transportaba un cargamento de 360 kilos de cocaína. Por eso los pesquisas no descartan la posibilidad de que el caso de la persona quemada esté relacionado con la caída en desgracia de Juanzuti.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...