Encuentro por la legalización del aborto, con Lucrecia Martel

Referentes salteños de diferentes sectores sociales se reunirán mañana, a las 15, frente a la Legislatura provincial para manifestar su apoyo a la legalización del aborto en el país, como parte de una convocatoria de la que participa la cineasta Lucrecia Martel. La reunión se hará en simultáneo en Buenos Aires, frente al Congreso, y en otras ciudades. Se difundirá un documento que ya firmaron unas 700 personas.

La realizadora publicó ayer una carta en la que relató cómo surgió la iniciativa. “En estos días de julio de 2018 algo extraordinario ha sucedido. Personas relacionadas con la cultura iniciamos un grupo de WhatsApp para hacer público nuestro disentimiento con lo que expresaban algunos funcionarios. Queríamos hacer una foto de unas 10 personas y publicarla, manifestando nuestro apoyo a la ley de interrupción voluntaria del embarazo”, explicó.

La cineasta compartió que en pocos días, el grupo se volvió multitudinario y sigue creciendo. Todos los que se van sumando se encontrarán el domingo frente a la Legislatura para sacarse una foto y pedir que los legisladores los representen el 8 de agosto, cuando el tema del aborto se debatirá en el Congreso.

Martel dijo que el grupo decidió “públicamente afirmar la diversidad de pensamiento que ha habido siempre en nuestra provincia y que, lamentablemente, cierta parte de nuestra sociedad, asociada al poder, se empeña en negar”.

La directora de “Zama” escribió que en Salta, durante décadas, se impuso el silencio sobre muchas cosas dolorosas por el miedo de las personas a ser “ridiculizadas y degradadas socialmente”.

En el grupo que se expresará este domingo sobre la legalización del aborto hay personas relacionadas con la política, católicos, agnósticos, judíos, gays, lesbianas, trans y travestis. “Hay quienes están pensando todavía con qué palabra definirse, hay quienes han inventado un lenguaje que se resiste a las determinaciones, hay quienes no podemos todavía hablar con ese lenguaje. Hay gente de la cultura, de la ciencia, de las humanidades, hay médicos, estudiantes, hay de todo. Esto nos hace extraordinariamente fuertes”, definió Martel.

La cineasta insistió en la pluralidad de pensamiento que hay en la sociedad salteña y pidió que los legisladores nacionales representen “la diversidad que habita en este territorio que amamos”.

“No estamos invocando una esencia salteña. Esa fantasía colonial blanca y católica, nunca se pudo cumplir en un territorio que hoy tiene 400 comunidades indígenas reconocidas, con más de 10 lenguas y dialectos, además del castellano. En un territorio que va de las alturas andinas a las llanuras chaqueñas, del desierto a los humedales. Poblado por gente que no restringe su deseo a un modelo sexual binario, pero que tampoco lo combate. Que piensa lo femenino y lo masculino como construcciones culturales sobre las que siempre se puede volver a revisar y hacer cambios. Y que considera que la única tradición que hay que mantener es la del cambio permanente, para no excluir a nadie. En este territorio donde hemos marcado los límites de nuestra provincia nunca existió la homogeneidad. Tampoco la igualdad, dado que siempre ha habido unos con más derechos que otros”, expresó.

No se conoció aún si Lucrecia Martel estará en la convocatoria frente a la Legislatura o en Buenos Aires, frente al Congreso.

“Creemos que el debate sobre la legalización del aborto ha abierto un tiempo para indagar más profundamente en lo que pasa en Salta. Cuando se discute si una persona gestante tiene o no derecho a decidir, cuando alguien se opone sistemáticamente a eso, es muy difícil no concluir que haya cuerpos que son ciudadanos de segunda categoría, sin pleno derecho. Para defender la forzada homogeneidad, la supuesta salteñidad, se han inventado todo tipo de falacias. Falacias para ocultar un pensamiento dogmático, de valores absolutos. Ocultar la diversidad de lo real requiere de un enorme esfuerzo, muchas veces violento. Vemos crecer la intolerancia y nos preocupa. Nos hemos cansado de ser insultados. Queremos hablar. Todos en este grupo estamos dispuestos a defender los derechos de cualquiera a vivir acorde a sus creencias. Pedimos lo mismo”, agregó.

“Aquí estamos, queremos debatir, pero los que defienden la clandestinidad rechazan el debate, se esconden. Queremos funcionarios que nos representen”, planteó.

Martel ya se había expresado sobre el tema en junio, cuando envió una carta a Juan Manuel Urtubey y a los legisladores salteños con la adhesión de organizaciones feministas y reconocidas actrices y escritoras.

“La vida humana está en riesgo cuando la necedad gobierna. Décadas resistiendo a esta ley, resistiendo también a la educación sexual libre de dogmas religiosos, resistiendo a la educación pública laica... Han gobernado libremente con sus ideas todo estos años y las muertes de mujeres no paran”, dijo entonces.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...