Una vieja tabla con ruedas es suficiente para deleitar a los niños de Villa Floresta

Lejos de la tecnología pero con el natural e inocente impulso de jugar, un grupo de chicos de Villa Floresta aprovecharon días atrás el corte temporal de una de las principales arterias de la zona este de la ciudad, para dar rienda suelta a la diversión. 
Con un par de patinetas -skates, como las llaman hoy los milenials- aprovecharon la pendiente para sacarle chispas al pavimento. 
Tal vez, lo que hace algunas décadas era natural o cotidiano en los barrios y pueblos de Salta, hoy es toda una rareza, que fue inmortalizada en una instantánea del fotógrafo de El Tribuno, Javier Corbalán. 
Las risas desprejuiciadas en sus rostros y la sensación de aventura que dejan escapar sin reparos, inevitablemente generan nostalgia y ganas de remover el garaje, buscar rulemanes en un taller y armar los viejos kartings caseros con los que muchas generaciones marcaron su infancia, o desempolvar la viejas tablas con ruedas y buscar una pendiente para tomar velocidad, disfrutar a pleno y reír a carcajadas como los chicos de Villa Floresta. 
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...