“En el Operativo Escudo Norte ya trabajamos con el Ejército Argentino”

El comandante mayor Héctor Osvaldo Cepeda es el actual jefe de la Agrupación Séptima Salta de la que dependen los escuadrones de frontera ubicados en el norte de la provincia (San Martín, Orán, en el NOA de Salta como el de S. A. de Los Cobres) y otras unidades instaladas en el sur de la provincia. Cepeda es un conocedor del norte argentino donde se desempeñó como jefe del Escuadrón Aguaray (2012-2013) y fue jefe de operaciones en el Escuadrón N° 52 con asiento en Tartagal luego de ejercer como jefe de la División de Operaciones de la Agrupación XVIII en la provincia de Chaco. 

En medio del debate nacional y las movilizaciones propuestas por organismos de derechos humanos, al cumplirse 80 años de la creación de la Gendarmería Nacional, Cepeda -que dirige operaciones en una de las zonas más importantes en la lucha contra el tráfico de drogas y delitos conexos y una de las regiones donde serán destinadas los hombres del Ejército Argentino- se refirió a los cambios que se avecinan en materia operativa luego de la firma del decreto presidencial que establece que las Fuerzas Armadas podrán colaborar en la lucha contra los delitos transnacionales con fuerzas como la Gendarmería Nacional.

¿Qué opinión le merece el anuncio de que las FFAA van a colaborar con las fuerzas de seguridad en las fronteras de nuestro país?

Antes de ejercer esta jefatura presté servicios en la zona de frontera en los escuadrones tanto en Tartagal como de Aguaray y ese apoyo por parte del Ejército Argentino ya lo tuvimos hace algunos años, más precisamente a partir del 2012 cuando se implementó el Operativo Escudo Norte. El apoyo que se nos brindaba en ese operativo era logístico, con personal que en ese entonces estuvo instalado con una base principal en la localidad de Santa Victoria Este, en el departamento Rivadavia, y desde allí desplegaban un patrullaje permanente sobre toda la zona de frontera. En esta oportunidad todavía no tenemos órdenes precisas al respecto pero creo que no será diferente al trabajo que ya hemos realizado en forma conjunta en la frontera norte con el Ejercito Argentino. Considero que la que se adoptó es una decisión muy acertada porque nos brindará un importante apoyo; todo lo que se determine que sea en bien de la comunidad y por el resguardo de nuestras fronteras lo comparto totalmente.

¿De qué manera influyó la creación de un nuevo juzgado federal en Tartagal?

De una forma muy positiva a los fines operacionales, porque ha dinamizado el trabajo de la Gendarmería pero seguramente también de otras fuerzas de seguridad tantos nacionales como provinciales. Contar con el apoyo judicial prácticamente en el mismo lugar donde se producen los hechos que son materia de procedimiento o de investigación le otorga al trabajo dinamismo y rapidez. Los cuatro juzgados federales de Salta le brindan a la Gendarmería Nacional un apoyo total pero a las unidades del norte el juzgado federal con asiento en Tartagal le facilitó muchísimo el trabajo que realizan.

¿Los procedimientos por narcotráfico se han incrementado?

En lo que hace a mi jurisdicción, el incremento ha sido notable en los aspectos procedimentales y operativos, tanto en secuestro de sustancias prohibidas como de detenidos. Se han hecho investigaciones muy importantes que han concluído en desbaratamiento de grandes bandas. Para nosotros es tan importante como lograr la incautación de cargamentos y sacar la droga de la calle, lograr la detención de los responsables y sobre todo si lideran esos grupos delictivos. En ese aspecto, es fundamental el acompañamiento que tenemos de los jueces y fiscales federales. También es muy valioso el trabajo que realiza el personal de la Estación Radar Tartagal (Fuerza Aérea Argentina), porque nuestra gente al recibir el alerta temprana de un vuelo sospechoso se coordina para hacer la verificación y determinar cómo y dónde termina el mismo. Con los medios tecnológicos actuales se trabaja al momento, en forma directa. Mantenemos un intercambio permanente de información con la Policía de Salta, Policía Federal y PSA. En los últimos tiempos, no se ha vuelto a ver ese bombardeo de cargas de droga como se hablaba tiempo atrás, seguramente por este trabajo coordinado que tiene un solo fin: la lucha contra el narcotráfico, un delito que en su proceder va mutando, va cambiando en forma permanente y que también cuenta con medios logísticos y tecnología para operar. 

¿La droga entra más por tierra que por aire?

Yo considero que sí y por eso hemos tenido procedimientos tan importantes de 113 kilos a comienzo de año, de 373 kilos en otro caso y siempre de más de 100 kilogramos, todos ingresando a nuestro país por vía terrestre. 

¿Cómo hacen quienes desempeñan cargos superiores para evitar que el gendarme caiga en la tentación de involucrarse en una actividad delictiva tan rentable? 

Yo puedo hablar de mí, y en ese sentido en mi forma de trabajar considero que el escritorio solo debe usarse para firmar alguna documentación. Tenemos que salir de las oficinas; mis subalternos, desde los jefes de escuadrones hasta el último gendarme, saben que tengo una presencia permanente en los lugares de trabajo. El que tiene un cargo superior debe mostrar que está apoyando a sus subalternos para que tengan la certeza también de que están siendo controlados. Como jefe de agrupación, tengo toda la predisposición, las puertas abiertas para cualquier inquietud o inconveniente para que el hombre o la mujer a mi cargo me puedan plantear su problemática de la manera más directa. 

En Orán se sustituyó drogas por otro material, ¿hay gendarmes involucrados?

Hay una investigación en curso que llevan adelante el juzgado y la fiscalía de Orán, a cargo de los Dres. Montoya y Bruno. Del conocimiento que tengo faltan resultados de algunas pericias pero no hay subalternos míos involucrados en ese hecho, lo que nos da una gran tranquilidad. Nosotros nos sentimos parte de las comunidades donde nos toca desempeñarnos y tengo una gratitud enorme con el pueblo salteño. Nací en Buenos Aires pero viví en la provincia de Chaco desde muy pequeño, de manera que conozco la idiosincracia del norteño. 
Cada intendente, cada concejal, cada junta barrial de esta provincia, no solo a mí sino a cada jefe de escuadrón, nos expresan su acompañamiento permanente, incondicional y eso nos da una satisfacción pero sobre todo, un enorme compromiso porque el salteño nos ofrece su apoyo y su amistad desinteresada. 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...