Para Sáenz, Godoy plagió una iniciativa suya

En su programa radial, Gustavo Sáenz denunció hoy que el mismo diputado que siete años atrás le dijo -cuando era senador provincial- que una iniciativa suya para combatir la violencia laboral en el ámbito estatal no podía prosperar, hoy presenta un proyecto similar. 

El intendente de Salta hizo referencia así a Manuel Santiago Godoy y reconoció que si bien lo pone contento que se avance en este tema reconoció su "sorpresa" ya que Godoy le había dicho antes que esa iniciativa "no podía prosperar debido a que “eso ya estaba legislado”.

Según dijo en radio Aries, para el intendente salteño esta actitud forma parte de las mezquindades políticas que perjudican a la gente, y les pidió un gesto de grandeza a los legisladores para reconocer que la iniciativa le pertenece.

Agregó que esto se suma a una reforma constitucional que dirigentes intentan llevar adelante con modificaciones que a ellos no los va a regir, mientras los temas que más preocupan a la población no son solucionados.

La indignación del jefe comunal capitalino aumenta ante la posibilidad de sumar una elección de constituyentes a los comicios del año 2019, porque sería “una falta de respeto a la gente” que padece un sistema de salud colapsado, desocupación, narcotráfico, entre otros flagelos.

Sáenz centró su crítica también en la intención de algunos dirigentes oficialistas salteños de volver a implementar el voto papel, solo “para ir colgados del saco” del gobernador salteño.

“No se equivoquen. Urtubey fue pionero, y fue mostrando por el país que el voto electrónico era lo mejor del mundo. ¿Qué lo va a sacar ahora para beneficiar a dirigentes que están hace años en distintos lugares de la provincia para que puedan llegar y puedan seguir estando como intendentes, como diputados, con el voto arrastre?”, dijo el intendente.

Finalizó el jefe comunal capitalino haciendo un llamado a no subestimar a la gente, porque se da cuenta de todo esto, y la dirigencia política debe ponerse a trabajar de una buena vez por los temas que les preocupa a los vecinos.

El proyecto con drásticas prohibiciones a cualquier forma de abuso de autoridad en el Estado 

En la sesión de esta noche, la Cámara de Diputados tratará un proyecto que tiene por objeto prevenir, controlar y sancionar la violencia laboral, con sanciones que llegan desde la suspensión al despido del personal jerárquico involucrado. El texto prohíbe “en el ámbito de la administración pública provincial y municipal, centralizada, descentralizada, organismos autárquicos, Poder Judicial, Ministerio Público y Poder Legislativo” cualquier forma de violencia laboral por parte de funcionarios o empleados públicos “que valiéndose de su posición jerárquica o de circunstancias vinculadas con su función incurran en conductas que atenten contra la dignidad, integridad física, sexual, psicológica o social del empleado, manifestando un abuso de poder llevado a cabo mediante amenaza, intimidación, amedrentamiento, inequidad salarial, acoso, maltrato físico, psicológico o social”.
 El proyecto se propone lograr “un clima de trabajo adecuado, con el objetivo de preservar la integridad psicofísica del personal”. Define el maltrato físico, psíquico y social contra el empleado, la hostilidad continua y repetida en forma de insulto, hostigamiento psicológico, desprecio o crítica. El proyecto pertenece a Manuel Godoy y el dictamen lleva las firmas de Lucas Godoy, Mario Ángel, Guillermo Jesús Martinelli, Dionel Ávalos, Alberto Luis Abadía y Cristina del Valle Rodríguez, de la comisión de Labor Parlamentaria.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...