Datos históricos de la actual Catedral Basílica de Salta y cuarta Iglesia Matriz

Sobre datos y referencias aportados por los historiadores Julian Toscano, Víctor J. Arias, Miguel Solá, Atilio Cornejo y Miguel Ángel Vergara, el historiador don Carlos Gregorio Romero Sosa escribió una breve historia de la Catedral de Salta para el Diccionario Histórico Argentino, que dice así: 

“En 1858, a iniciativa del previsor del obispado, presbítero Dr. Isidoro Fernández, se inició la construcción de la actual Catedral. Entre tanto, tal cual venía siendo desde 1807, continuaba siendo como Catedral precaria el templo de la Compañía de Jesús, que pasó a convertirse en la Capilla del Obispo o de las hijas de María, después de 1882.

Cementerio y hospital

La Catedral precaria (de los Jesuitas) sirvió de refugio a los heridos de la Batalla de Salta y desde antaño de enterratorio. Allí descansaron, entre otros, los restos del General Martín Miguel de Güemes y los del Arzobispo de Charcas, Benito de Moxo y Francoli, el que había levantado el juramento de los aquí vencidos por el general Manuel Belgrano en 1813 (Batalla de Salta).

Por obra del presbítero Isidoro Fernández y de las Comisiones de Damas y Caballeros se incrementaron los trabajos de la nueva Catedral, y todos los habitantes de la ciudad prestaron, en una u otra forma, su concurso para la empresa.

Los planos fueron confeccionados por el profesor italiano de arquitectura, don Juan Soldatt,i y la construcción, en su faz técnica, fue dirigida por el hombre de ciencia salteño, don Juan Martín Leguizamón. Como director general figuró el presbítero, doctor Isidoro Fernández y, como mayordomo, don Salvador Cabrera, efectuándose suscripciones populares.

El 13 de octubre de 1878 la consagró el obispo de Berisa y auxiliar de la Diócesis de Salta, monseñor Miguel Moisés Aráoz, y en 1882 quedó terminada, primero con la intervención del franciscano: Luis Giorgi, que construyó el altar Mayor, y luego de los constructores Cánepa y Righetti, como también del escultor Gamba, quien efectuó a mano las molduras del frente del edificio.

Nuevo siglo 

Ya en el siglo XX, cuarenta años más tarde de concluida, una comisión ad-hoc, presidida por el Dr. Adolfo Valdez y Policarpo Romero en la secretaría, planificó decorarla y edificar nuevos camarines para las imágenes del Milagro, iniciativa que no se concretó por su inmenso costo. 

El último obispo de Salta, Monseñor Julio Campero y Aráoz, antes de 1934 inició, de su propio peculio, la decoración del presbiterio y, después, el arzobispo de Salta, Monseñor Roberto J. Tavella, logró hacer decorar totalmente el templo, contratando los servicios del pintor Pedro Martínez (radicado temporariamente en Cerrillos, en la casa de monseñor Vergara hasta concluir su trabajo en la Catedral). 

El mismo arzobispo (Dr. Roberto J. Tavella), en 1939, logró que la Santa Sede elevara a la Catedral de Salta a la categoría de Basílica Menor, agregándola a la Santamariana de Roma”.
(Archivo de El Tribuno)

Impuesto a la sal

El 6 de marzo de 1858, el gobernador Martín Güemes dictó el decreto: Artículo 1°: Todo individuo que extraiga sal de los sacaderos de San Antonio pertenecientes y ubicados dentro del territorio y jurisdicción de esta Provincia, pagará el impuesto de dos reales por cada carga de burro.

Ar.2°. Este impuesto será abonado en el acto de extraer la sal al agente y encargado que nombrase el gobierno.

Art.3°. El individuo que así no lo verificase, además del impuesto, abonará una tercera parte por pena de su omisión.

Art.4°. Recaudado que sea este impuesto, será entregado a la comisión de la OBRA DE LA CATEDRAL.

Art.5°. El Cmte. Silverio Tejerina percibirá este impuesto.

El nuevo templo se erigió donde estaba la ermita de las Animas del Purgatorio

El primer templo de la Iglesia Matriz se erigió en el solar asignado al momento de la fundación de Salta, por el Lic. Hernando de Lerma, en 1582. El templo estaba en el sitio que actualmente ocupa el ex Plaza Hotel (España y Zuviría). Se cree que fue erigido durante el resto del siglo XVI, de modo que en 1606 ya se ofrecían allí los oficios, es decir, a 24 años de la fundación de la ciudad. 

Durante la época colonial, el templo fue reconstruido al menos en dos oportunidades, hasta que en la segunda mitad del siglo XVIII, luego de la expulsión de los jesuitas (1767), y estando nuevamente en ruinas la vieja Iglesia Matriz, esta se mudó en 1794 al extemplo de los jesuitas. Este templo estaba ubicado en el solar que actualmente ocupan en Caseros y Mitre, Time y el Centro Cultural América.

La iglesia de los jesuitas era espaciosa y de formas regulares; tenía tres naves y cúpula, pero carecía de torre, pues tenía campanario a vela o espadaña, donde estaban las campanas. 

Con el paso del siglo XIX, el viejo templo jesuítico de a poco dejó de satisfacer las pretensiones de los salteños, pues, por otra parte, siempre había sido considerado provisorio. 

Con el tiempo esta situación provocó una reacción en el Cabildo de los Canónigos, situación que se refleja en un acta capitular de 1851:

“En esta sala Capitular de Salta, a 4 de agosto del año del Señor 1851, reunidos los señores capitulares, con acuerdo ordinario, a tratar sobre el bien de la Iglesia; y con éste motivo se trajo a consideración que en el día se pregonaba en la plaza pública la venta en remate público de la media cuadra del sitio donde estaba edificada la Iglesia de la Matriz vieja, que fue el primer templo erigido en esta ciudad desde su fundación, en donde se rindieron al Ser Supremo, los primeros homenajes de religión por nuestros padres; al mismo tiempo se trajo también a consideración que el único templo que hoy queda sirviendo de Catedral, está muy ruinoso y que apenas podrá servir por muy poco tiempo, y esto a costa de muchos gastos; que, además, nunca podrá servir de Catedral perpetua por su estrechez y porque el Gobierno comenzaba a vender los sitios contiguos en donde el Ilustrísimo Señor Obispo fundador había erigido el Seminario...”. Luego que los capitulares resolvieran pedir al gobierno la suspención de las ventas de los terrenos, los salteños se dieron a la tarea de iniciar los trámites para tener una nueva Catedral. 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...