Un documental de El Tribuno se adentra en las vivencias más íntimas de los peregrinos de la Puna. Solo una profunda devoción al Señor y la Virgen del Milagro impulsa a los pobladores de los puntos más lejanos de la provincia, a superar las dificultades del camino y las inclemencias climáticas para llegar a la Catedral Basílica de Salta a rendir culto a sus santos patronos. Ríos, montañas, senderos sinuosos, precipicios, son solo algunas de las barreras que deben enfrentar.

La peregrinación del Milagro es una de las expresiones de fe más profundas y auténticas de Latinoamérica, en la que niños, jóvenes y también ancianos realizan un sacrificio extremo para expresar su devoción, pedir protección y agradecer.
Desde el límite con Bolivia, los pobladores de Santa Victoria Oeste protagonizan todos los años un viaje único de más de 540 kilómetros, en el que los rezos y las canciones en honor al Señor y la Virgen son el combustible que los llena de energía para seguir adelante. 


En 2015 El Tribuno se sumó a esta experiencia, la que plasmó en un impactante documental. Un adolescente, hablando desde el corazón y sin mezquindades resumió el sentimiento de la comunidad de la Puna: “Nosotros queremos agradecer a Dios, cada día, el milagro de estar vivos”.

Las temperaturas extremas de la Puna, los pies llagados de tanto caminar, el cansancio, muchas veces la sed y el hambre son las ofrendas que los peregrinos entregan durante el Milagro, como simple agradecimiento por cada día de vida. “El Señor es el que nos da el valor. Eso es algo que nunca debemos olvidar los cristianos. Es Dios el que nos da la fuerza. Sin El no somos nada”, contó una abuela de Santa Victoria, mientras tomaba aliento para continuar caminando por el desierto infinito de la Puna.
“Se trató de una experiencia inolvidable, que nos conmovió profundamente. Fueron más de 10 días de intenso trabajo que valieron infinitamente la pena y que queremos transmitirle al público. Es increíble el sacrificio que hacen para participar de las festividades, un ejemplo de fe, esperanza y agradecimiento”, contó Federico Medaa, uno de los realizadores del documental de El Tribuno.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...