VIDEOS. Un alud en Brasil deja siete muertos y 300 desaparecidos

 

Al menos 7 muertos, unos 300 desaparecidos y casi 300 rescatados del lodo es el saldo parcial de la trágica rotura de una represa en la localidad de Brumadinho, en el estado brasileño de Minas Gerais. Allí también se desbordaron otras dos que contenían residuos minerales de la compañía Vale, la mayor productora mundial de hierro, informó el Cuerpo de Bomberos del estado brasileño de Minas Gerais.
El periódico brasileño Folha informó en su página web que los residuos alcanzaron un área administrativa de la empresa donde había trabajadores y también a la comunidad Vila Ferteco.
Según los residentes de la región, el área afectada tiene alrededor de 1.000 habitantes; y solo una de esas represas, que se encuentra en el Corrijo del Frijol, tenía un volumen de 12,7 millones de metros cúbicos de desechos de minería.
Una cuarta represa que tiene agua pero no tiene desechos era monitoreada, y se informó que 13 millones de metros cúbicos de desechos fueron liberados en el arroyo de la región.

 

 

 

Atención de las víctimas
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien tiene previsto visitar el lugar de la tragedia hoy, afirmó que la mayor preocupación del Gobierno en este momento es atender a las eventuales víctimas de la “grave tragedia”.
“Lamento lo ocurrido en Brumadinho-MG, determiné el desplazamiento de los ministros de Desarrollo Regional y Minas y Energía, así como nuestro secretario nacional de Defensa Civil para la Región”, escribió el presidente Jair Bolsonaro en las redes sociales. 
Según mostraron las imágenes de televisión, el río de lodo tras la ruptura del dique arrasó diversas viviendas, vehículos y objetos que ha encontrado a su paso.

 


De acuerdo a informaciones recogidas por el diario local O Globo, al menos cuatro personas fueron ingresadas en un hospital cercano a primera hora, pero los heridos se sucedieron durante la tarde y anoche, inclusive decenas murieron en el camino.
 La agencia alemana DPA consignó que Defensa Civil estaba trabajando en la zona en busca de posibles víctimas y ordenó la evacuación de los residentes 
Por su parte, la empresa que gestiona la presa, Vale, anunció la activación de un plan de emergencia. “La prioridad absoluta de Vale, en este momento, es preservar y proteger la vida de los empleados y los integrantes de la comunidad”.
 

 

La minera Vale, la mayor exportadora de hierro del mundo, admitió que el accidente puede haber dejado víctimas.
“Había empleados en el área administrativa, que fue afectada por los residuos, indicando la posibilidad, aún no confirmada, de víctimas”, informó la minera en un comunicado.

 

El incidente se produce tres años después de que la ruptura de los diques de la minera Samarco, controlada por Vale y BHP Billiton, provocara la mayor catástrofe ambiental de Brasil, que causó 19 muertos por un vertido de residuos minerales también en el estado de Minas Gerais.
La tragedia de entonces generó una ola de siete millones de metros cúbicos de residuos minerales (níquel, sílice y hierro), mezclada con otros 55 millones de metros cúbicos de agua.

 

En su cuenta de Twitter, el presidente Jair Bolsonaro lamentó de inmediato el accidente y resaltó que en estos momentos la principal preocupación es "atender las eventuales víctimas de esta grave tragedia". Informó que se montó un gabinete de crisis para monitorear la situación y que los ministros de Medio Ambiente, de Minas y Energía, y de Desarrollo Regional están camino a la zona afectada. El propio mandatario debería trasladarse hasta el lugar mañana.

Comunicado argentino

El ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina emitió ayer a la tarde un comunicado en el que “expresa su pesar y condolencias al Gobierno y al pueblo del Brasil por las numerosas víctimas fatales. La Argentina se solidariza especialmente con los familiares de las víctimas, y hace votos para que los principales afectados pronto puedan retornar a sus hogares y por la recuperación de los heridos”, completa la nota.

 

 

 

 

Gabinete de crisis 

El presidente Jair Bolsonaro anunció la formación de un "gabinete de crisis" con ministros y autoridades de Minas Gerais.

Bolsonaro, que por la mañana regresó del Foro Económico Mundial de Davos (Suiza), indicó que viajará a primera hora del domingo a Minas para sobrevolar la región y evaluar "todas las medidas pertinentes y posibles destinadas a aminorar el sufrimiento de los familiares y de las posibles víctimas".

"No quiero culpar a otros por lo que está sucediendo, pero algo se ha hecho mal a lo largo del tiempo", dijo Bolsonaro a una radio de Brumadinho.

Las autoridades locales enviaron varios helicópteros para las tareas de rescate. En un video difundido por una televisión de Minas puede verse a una de las aeronaves acercándose a dos personas atrapadas por el lodo hasta la cintura.

La Bolsa de Sao Paulo está cerrada este viernes por un feriado, pero las acciones de Vale en Nueva York se derrumbaron en torno a un 10%.

 

 

El accidente ocurre tres años después de que otro dique de contención de Vale, en Mariana, también en Minas Gerais, se rompió y vertió 50 millones de metros cúbicos de agua y barro con desechos tóxicos, que dejó 19 muertos y se convirtió en la peor catástrofe ambiental de Brasil.

Tres años antes

El incidente de ayer se produjo tres años después de que la ruptura de los diques de la minera Samarco, controlada por Vale y BHP Billiton, provocara la mayor catástrofe ambiental de Brasil.
En esa oportunidad fueron 19 los muertos por un vertido de residuos minerales, también en el estado de Minas Gerais. Como ayer, fueron decenas los heridos y afectados.
Entonces el cuadro de situación fue similar al que registran las imágenes de Brumarinho que conmueven a Brasil y al mundo por el brutal impacto que provocaron en una comunidad completa. 
.
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...