Normalizaron el agua tras un fin de semana desesperante

Se normalizó el servicio de agua pero el verano amenaza con ser dramático para el norte donde el consumo, por el intenso calor, se multiplica y sin que hasta el momento haya confirmación de que la nueva instalación que la Provincia construye desde hace dos años vaya a estar disponible en los próximos meses.

La semana anterior, con jornadas agobiantes y temperaturas de 45 grados, Tartagal, Aguaray, General Mosconi y Salvador Mazza sufrieron cortes de varias horas o una bajísima presión a consecuencia de la rotura del acueducto que proviene desde el dique Itiyuro. La rotura de la instalación se localizó a unos 700 metros al norte del puesto fijo que tiene Gendarmería Nacional sobre la ruta nacional 34 en el municipio de Aguaray.

"Tuvimos la detección de que se estaba produciendo una pérdida por la baja en la presión y en los niveles, lo que disparó una alerta interno con el que contamos por el que hicimos los controles en todo el sistema. Fue así que recorriendo a pie los 54 kilómetros de extensión del acueducto, casi en horas de la noche logramos identificar el lugar en medio del monte donde se produjo la rotura", precisó el ingeniero Jorge Soria, responsable técnico de Aguas del Norte en el departamento San Martín.

Soria explicó que "llegamos al lugar con todo el personal mientras hacíamos las gestiones para intervenir en esa irregularidad, ya que teníamos que desmalezar, señalizar el sitio, para recién poder trasladar los camiones, mixers y toda la maquinaria que se requiere como los grupos generadores que provienen de la zona de Santa Victoria para poder trabajar durante toda la noche y restituir el servicio lo más antes posible".

El operativo hasta requirió la intervención de la Gendarmería Nacional para la señalización de la ruta nacional 34 a cuya vera se encontraba la rotura del acueducto. Soria explicó que "el sistema Itiyuro produce 1.500 metros cúbicos diarios a los que se suman los 400 metros cúbicos de los pozos ubicados en el paraje Yacuy, lo que alcanza unos 1.900 metros cúbicos por día. La rotura del acueducto produce una pérdida de unos 50 metros cúbicos y si bien numéricamente parecería no ser representativa, en la operatividad del sistema produce una afectación puesto que se despresuriza el acueducto y le quita la presión que se necesita para que el caudal llegue hasta la cisterna ubicada en Villa Gemes".

Finalmente, Soria precisó que "las zonas que se ven afectadas cuando hay roturas en el acueducto son las que están alimentadas por el sistema Itiyuro, pero por ejemplo en Tartagal la zona de Villa Saavedra recibe agua desde la planta del río Tartagal, no tiene inconvenientes; Mosconi y parte de Recaredo se alimentan por la planta de El Aguay y a Salvador Mazza lo alimentan los pozos", expresó Soria.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...