Están trabajando en  un supermercado que cayó en el ocaso

En una encrucijada están los 43 empleados de la sucursal Salta del supermercado mayoristas Emilio Luque. La deuda salarial crece y ellos no dejan de asistir al local. Cuentan que no pueden irse, porque los acusarían de abandono del puesto de trabajo y temen que eso sea un posible despedido con causa. De ese modo, dicen, perderían el derecho a una indemnización, que, por cierto, no saben cómo se pagará ni cuando llegaría.

Abren las puertas del local a la espera de poder vender, los pocos kilos que quedan de yerba, botellas de vino y una muy acotada variedad de pañales.

Los clientes solo pueden pagar en efectivo porque hace meses que dejaron de trabajar con tarjetas. El dinero que ingresa es para distribuirse entre los empleados y lograr reducir en algo la deuda que la empresa mantiene con ellos.

El local de calle Orán al 1100 ya tiene un pedido de desalojo desde hace seis meses, no cuenta con energía eléctrica porque les cortaron el suministro por falta de pago, así que iluminan el local y hacen funcionar las cajas registradoras con grupos electrógenos.

Sin respuesta de la empresa, solo llegan algunas noticias de sus compañeros de Tucumán, quienes recibirán un porcentaje de la indemnización en trece cuotas.

Desde el Sindicato de Empleados de Comercio de Salta destacaron que en un máximo de dos semanas ya estaría homologado el acuerdo, que propone una indemnización del 60% para los empleados de Luque en Tucumán. "Una vez que se logre cerrar ese acuerdo, sigue Salta", lamentaron dirigentes del gremio de Comercio.

Con deuda en todas las sucursales

El súper mayorista Emilio Luque es una firma tucumana que pertenece al empresario del mismo nombre de la cadena y contaba con unos 20 locales distribuidos en Tucumán, Santiago del Estero, Catamarca y Salta. 
A nivel nacional y según trascendió de las fuentes sindicales, la empresa adeudaba parte de los salarios de agosto y septiembre -en promedio unos $60.000 por persona- y ofreció a los trabajadores despedidos el pago de un 60% de la indemnización en 13 cuotas. Los empleados de la sucursal de Catamarca ya habrían aceptado esa propuesta, apremiados por la necesidad de cobrar sus sueldos. La empresa se encuentra en concurso preventivo de acreedores y tiene una deuda con la AFIP de $200 millones. En Santiago del Estero, el local está cerrado, no hay venta ni mercaderías. “Existe una propuesta de 60% de la indemnización, pero todavía deben 3 meses de sueldo”, señaló Víctor Paz, del Sindicato de Empleados de Comercio de Santiago. 
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...