Volverán a dar las vacunas contra la meningitis

El recortado calendario de vacunación comenzaría a regularizarse. Las vacunas contra la meningitis, la dosis para los 11 años que desde el año pasado fueron suspendidas, volverían a brindarse gratuitamente desde la semana próxima, según consignaron fuentes provinciales. En Buenos Aires, las vacunas contra los serogrupos A, C, Y y W ya están disponibles en los vacunatorios públicos . El Gobierno nacional adquirió las dosis que fueron importadas. La llegada de las vacunas se demoró porque estuvieron demoradas en la Aduana.

Desde el Ministerio de Salud de la Nación se explicó que las vacunas efectivamente estuvieron en Aduana, pero lo señalaron como algo "normal" y dijeron que ya se están repartiendo. "El privado no tiene y la demanda es grande", indicaron. Al mismo tiempo, no pudieron dar certezas sobre la situación en las provincias.

Adriana Jure, responsable del Programa de Inmunización de la Provincia, informó que a Salta aún no llegaron las dosis, pero que se recibirían en unos días: "Nosotros hoy no tenemos vacunas contra el meningococo para los pequeños ni para los más grandes porque todavía no llegaron. Las de membeo (dosis para bebés) todavía no tenemos información de cuando sería el envío y las de 11 años a partir de la semana que viene estarían llegando", precisó.

Sanofi, un laboratorio con más de 40 años de experiencia en el rubro y uno de los pocos que fabrica la vacuna, fue el proveedor que contactó el Gobierno. Por el alto costo que tienen, las vacunas se producen con previo destino fijado. Las dosis demandadas debieron ser importadas.

"Se entendió que era un problema de salud pública y nos contactaron. Trajimos las dosis de otro país porque no estaban destinadas a Argentina. Se enviaron 400 mil vacunas para la dosis de los 11 años", aseguró hace algunas semanas Juan Martín Meli, director de Sanofi por el cono sur.

Durante una charla de capacitación organizada por Sanofi para los responsables de las áreas de infectología de las diferentes provincias, el empresario además resaltó que las vacunas estuvieron un tiempo en Aduana y que estaban pagas.

"Que un niño muera por una vacuna que está paga es algo inconcebible. Las provincias tienen un rol fundamental en levantar la mano y reclamar el stock. Habría que desaduanizarlas", advirtió Meli.

Con una tasa anual de más de 700 mil nacimientos, las 400 mil dosis adquiridas, incluso, serían insuficientes.

Durante el último período del gobierno de Cristina Kirchner se decidió incluir en el calendario de vacunación obligatorio la dosis de los 11 años contra la meningitis, cuando en otros países llegan a cubrir hasta los 18 años. En enero de 2017 comenzó a implementarse.

No obstante, alrededor de abril del año pasado, sin explicación alguna, en los centros de salud y hospitales se colgó un cartel que advertía que no se contaba con la vacuna.

"Desconocemos qué pasó. En el cambio de gestión todas las vacunas menos la triple viral tuvieron problemas. En agosto del año pasado nos llegó una gacetilla de prensa del Misterio de Salud que decía que se posponía la dosis para los 11 años", aseguró la doctora Silvia González Ayala, miembro de la Comisión Nacional de Inmunizaciones y de la Comisión Nacional de Seguridad en Vacunas.

Desarrollar y lanzar una vacuna lleva cerca diez años, según los especialistas, mientras que producirla demanda 2 años. "Por eso se necesita planificar, para no caer en el faltante de vacunas", resaltó el representante del nuevo laboratorio proveedor .

Advierten que las coberturas no son óptimas

Aseguran que se debe llegar al 80 por ciento de la población y que no hay registros sobre ello.

Las dosis obligatorias en el calendario de vacunación argentino contra la meningitis son: la primera a los 3 meses, la segunda a los 5 meses con un refuerzo a los 15 meses y la tercera (que es la última que se incluyó al calendario), es a los 11 años.

Sin embargo, González Ayala, durante una capacitación del laboratorio Sanofi, advirtió que aún cumpliendo con esa cobertura obligatoria, no se llega a lo ideal. “Son coberturas subóptimas. Necesitamos cubrir el 80%”, indicó, al mismo tiempo que aseguró que actualmente no existen datos de cobertura.

Sobre la falta de asignación de recursos para llegar a cubrir lo “óptimo”, la docente explicó que “al no ser masiva como la influenza, no tiene un real costo / beneficio”. La especialista además hizo hincapié en que al ser una enfermedad poco frecuente “pero de gran impacto”, se necesita tener una respuesta rápida. “El paciente pasa de estar saludable a estar en un estado de gravedad”, resaltó. 

“Es una enfermedad que asusta porque ataca rápidamente y en algunos casos es fulminante. Además que causa conmoción social porque el 90% de los afectados son personas sanas”, agregó Marcos Safadi, presidente del departamento de enfermedades infecciosas de la Sociedad Brasileña de Pediatría, quien también participó de las charlas de Sanofi. 

Las tasas de incidencia en el país lograron bajarse. En el 2012 eran de 0,7 cada 100 mil habitantes, y disminuyó a 0,2. En Brasil hace 9 años se introdujo al calendario la dosis para menores de 2 años y se logró que la incidencia disminuyera. Aunque la tasa de incidencia es mayor que la Argentina: 0.5 a 1 caso cada 100 mil habitantes. “En uno de cada 5 casos de infectados, el paciente muere y entre el 10 y el 20 por ciento quedan con secuelas neurológicas, auditivas, cicatrices, gangrenas e imputaciones”, indicó Safadi .

Más allá de que la cobertura contra la meningitis sea considerada “subóptima”, desde Sanofi destacaron que al poseer 20 dosis obligatorias el calendario de vacunas argentino es uno de los más completos de Latinoamérica. “Esto supone un desafío”, resaltó Juan Martín Meli, director de Sanofi por el Cono Sur en referencia a la planificación.

Por su lado, González Ayala, reconocida a nivel nacional en el área de inmunizaciones, advirtió que en el tratamiento contra el meningococo, “falta mejorar la calidad de vigilancia y diagnóstico. Lograr la derivación de las cepas”.

Los especialistas explicaron que los lactantes y adolescentes son una de las poblaciones en riesgo. “Los últimos estudios demuestran que por su forma de vida, por los besos, por ejemplo, los adolescentes son los más propensos”, informó el especialista brasileño.

La experta argentina González Ayala hizo hincapié, en tanto, en el factor socioeconómico para facilitar la transmisión: “Tiene que ver con los que viven muy agrupados, con situaciones en las que viven muchas personas en un lugar en condiciones de hacinamiento“, aseveró. 
Resaltó, sin embargo, que la convivencia en alojamientos universitarios o aulas de los colegios también puede relacionarse. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...