Pasó otro tercer domingo de noviembre en el cual se conmemoró el Día Mundial de Recuerdo a las Víctimas de Accidentes de Tránsito. Y en Salta, las actividades centrales se dieron ayer, desde las 10.30, en el monumento Brotes de una Nueva Conciencia, ubicado en avenida Paraguay 2650, en la rotonda al frente del mercado Cofruthos.

La buena noticia es que bajó la cantidad de víctimas este año. Hasta ayer hubo 60 muertos menos por accidentes viales, respecto a igual período del año pasado, señalaron. "Lo que tenemos que hacer es dejar de pensar en números. Un muerto, un número, eso no es así. Acá son 60 familias salteñas que no están afectadas. Son 60 familias que siguen unidas y no están destruidas por el dolor", dijo Raúl Padovani, titular de Padres de Víctimas de Conductores Ebrios e Irresponsables (PaViCEI ), que es la ONG que organiza todos los años las actividades, con el aporte de Agencia del Seguridad Vial de Salta y la Subsecretaría municipal de Tránsito.

Emotivo, al borde del llanto desconsolado, fue cada uno de los homenajes: en las palabras, en las ofrendas florales, en las sirenas de las diferentes fuerzas y en la suelta de los globos amarillos que inundaron el cielo con los nombres de las víctimas en sus hilos.

Los familiares se reúnen en el dolor del ser amado que ya no está más. Y entonces lo recuerdan con fotos que están en banderas, pasacalles, en las remeras, prendedores; todo muy cerca del corazón. En pañuelos amarillos, se atan los nudos dolidos de las gargantas de padres, hermanos, hijos, familias afectadas por este "mal endémico", según palabras de director de la Agencia del Seguridad Vial de Salta, Diego Figallo.

Además acompañaron el director de Seguridad Vial de la Policía, Pablo Vilte; la jueza de Menores II, Silvia Bustos Rallé; el director de Coordinación de Tránsito municipal, Miguel Ángel Sosa, personal de Samec, Crimininalística, el Cuerpo Infantil de la Policía de Educación Vial y amigos y familiares de las víctimas.

Entre medio de los familiares dijo presente Eulalia Vilte de Cuestas, mamá de Víctor Hugo, uno de los 43 gendarmes que falleció tras el accidente en la ruta nacional 34, cerca de Rosario de la Frontera.

"Yo vengo a acompañar porque a cualquiera le puede pasar y el dolor es el mismo. Todos queremos que no hayan más accidentes", dijo Eulalia.

Sucede que es un mal que afecta a todos, que nadie está exento. En consecuencia hay familias de todos los sectores según los ingresos, de todos los niveles educativos, de toda la ciudad, creencia o pensamiento.

"Estamos convencidos de que la concientización es a lo que debemos aspirar. Yo quiero agradecer a Tránsito municipal, a la Vial, al Samec, Bomberos y todos los organismos que participan en este duro trabajo de coordinar acciones para crear conciencia. Estamos felices porque la tasa en Salta bajó muchísimo. Tenemos como desafío el interior provincial", dijo Alfredo Jurado, papá de Ana Belén y Juan Cruz, dos de las víctimas del camping de Campo Quijano.

"Lo mejor que tenemos son los vecinos salteños que vieron la necesidad de usar casco, cruzar por la senda peatonal, usar el cinturón, no manejar hablando por celular. Y el éxito total de la tolerancia 0 de alcohol. Pero eso es un trabajo que nos falta en el interior, donde el amiguisimo le hace perder autoridad al agente", dijo Padovani.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Encuesta

¿Para qué vas a usar el aguinaldo?

Vacaciones
Pagar deuda
Consumo
Ahorro
ver resultados

Importante ahora

cargando...