Orán: la ola de inseguridad sigue en franco ascenso

El jueves de la semana pasada dos importantes robos se produjeron en San Ramón de la Nueva Orán, el primero ocurrió en el barrio 17 de Octubre a plena luz del día, en una vivienda desde donde los ladrones se llevaron 200.000 pesos, y el segundo en horas de la noche, en una sodería ubicada en la calle Alberdi al 900. El fin de semana un joven fue sorprendido por asaltantes que a punta de pistola le robaron la motocicleta; si bien el vehículo fue recuperado y hay tres detenidos, el hecho existió y el muchacho corrió riesgo de vida.

"Entre las 21.30 y las 22 entraron dos personas con casco hasta la oficina, ambas estaban armadas y todo el tiempo pedían plata, la recaudación, y la verdad no había nada porque en la empresa ya no se trabaja con efectivo desde hace un tiempo", le dijo a El Tribuno Nicolás, uno de los dueños de la sodería Cimes que llegó minutos después del peligroso robo.

El padre y el hermano de Nicolás estaban en el momento en que ingresaron los ladrones. "Fueron 10 o 15 minutos de una experiencia muy horrible que nos tocó vivir", apuntó a un medio local el señor Luna y agregó: "Estaba charlando con mi hijo, en la parte de la playa, en un momento él se va a la oficina y empiezo a caminar, estaba hablando por teléfono y observo que en la oficina había un hombre con un casco, pensé que era un cliente. Yo seguía hablando, fui hasta el portón principal donde había una persona que estaba parada, nos saludamos, y a unos metros un extrabajador de la empresa a bordo de una moto me hacía señas, me le acerco y le pregunté qué pasaba, "mirá lo están asaltando', me dijo y me pegué un susto de novela".

Momentos de mucha tensión y una enorme impotencia se apoderaron del padre y dueño de la sodería, "veo que mi hijo sale corriendo, en un momento siento tres disparos pero no se dónde lo hicieron, me tiraron una computadora y no sé qué más. ¿Qué pasó? Mirá, nosotros ya no vivimos ahí, vive mi viejito de 87 que no se quiere desligar del lugar, mi hermana y mi cuñado habían ido a verlo, hay un pequeño comedor donde estaban picando algo, estos entraron y los vieron ahí. Como no había plata en la empresa, empezaron a quitarles lo que tenían encima", fueron segundos de una gran impotencia que don Luna dijo sentir en diálogo con radio Gemes.

Desde hace algunos años que en ese tipo de empresas no se trabaja con efectivo, justamente por una cuestión de seguridad. Lo que los asaltantes se llevaron, según lo denunciado por la familia Luna, fueron algunos celulares y cerca de 12 mil pesos. "Todo el tiempo estuvieron con las armas, a mi hermano lo tenían como de rehén apuntándolo y exigían la recaudación, según lo que me dijo mi hermano se los notaba muy tranquilos", expresó Nicolás.

Los damnificados señalaron que el 911 demoró cerca de 45 minutos en llegar, "antes vino la Brigada", sostuvieron. En Orán la indignación de la gente también pasa por la inacción policial que emerge en este tipo de hechos delictivos. "No puede ser que pase todo esto, algo se tiene que hacer. Hablaba con mi hijo y me dijo "mañana me compro un arma'. La verdad que es muy grave la situación", apuntó Luna.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...