Domingo de furia en barrio 25 de Mayo se cobró una vida

Una disputa entre un grupo de vecinos, familiares entre sí, y una familia domiciliada en Ayacucho al 800 culminó con la muerte de un tercero, quien no participaba de la discusión o desencuentro primario, sino que salió a defender a dos mujeres que estaban siendo agredidas por el grupo beligerante.

Testigos presenciales del suceso dijeron ayer a El Tribuno que el joven Luis Esteban Carrizo murió desangrado en la salita de Villa Primavera sin que llegara a ser asistido por médicos de emergencias.

El joven presentaba una herida en el hemitórax izquierdo, que le provocó según sus familiares un shock por falta de fluido sanguíneo, o shock hipovolémico.

Un joven residente en el pasaje La Poma dijo que dos hombre conocidos en el barrio y en el penal de Villa Las Rosas, los mentados "Tara" y "Rulero", junto a sus concubinas o esposas, más la presencia de un tercero, ingresaron a calle Ayacucho armados con dos tumberas, un garrote, un machete y armas blancas menores.

Sin mediar palabras con nadie, se dirigieron a un domicilio sobre Ayacucho al 800 y comenzaron a golpear un portón metálico hasta que salieron los moradores, un grupo de mujeres.

Allí comenzó una agresión por cuestiones que el vecindario menudo no quiso explicar, aunque al parecer se trataría de droga o algo al estilo.

La violencia del grupo armado alteró la paz del barrio casi a las 21 de un domingo templado.

"Fue tanta la violencia contra esa gente, que nosotros, que estábamos a media cuadra de allí, sobre el pasaje La Poma, nos acercamos a ver qué pasaba y hallamos una batalla entre esta gente, armada con tumberas y armas blancas y las vecinas a quienes agredían de todas las formas posible", dijo el testigo.

Fue allí que Carrizo y otros jóvenes encararon a "Tara" y a "Rulero" y a sus secuaces y la violencia abandonó a las vecinas y se transformó en furia criminal en contra de los jóvenes que salieron en defensa de sus conocidas o amigas de barrio.

"Hubo de todo, garrotes, machetes, pelea a puño limpio, piedras, hasta que uno de los hombres blandió un cuchillo de monte y le asestó una feroz estocada a Luis Esteban Carrizo (27)", dijo el testigo.

El hombre herido, según sus amigos, se retiró del entrevero y les dijo "estoy lastimado aquí y se señaló el hemitórax izquierdo. Así cayó en plena calzada, balbuceante. Los jóvenes hicieron parar un automóvil y lo llevaron a la salita de Villa Primavera, donde al levantarle la remera descubrieron una herida brutal, que en solo minutos se llevó la vida de Carrizo".

La policía, en tanto, informada desde la salita sobre lo sucedido y con orden fiscal, sumado a las testimoniales, redeó a los cinco miembros de una familia que habita a 150 metros del lugar, secuestrándoles las armas utilizadas en todos los momentos de la violencia y de la agresión mortal.

Entre estas personas, se detuvo a dos mujeres.

Versión fiscal

La fiscal penal 1 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas en turno, Ana Inés Salinas Odorisio, tomó intervención el domingo en un hecho ocurrido en calle Ayacucho al 800, donde un hombre de 27 años fue herido con un arma blanca en la zona del tórax por un grupo de personas en el marco de una pelea y falleció cuando era asistido.

Según consta en las actuaciones, personal policial que realizaba tareas de patrullaje, fue comisionado a verificar un desorden en la vía pública y al llegar a la intersección de calle Ayacucho y pasaje La Poma, no encontraron a nadie. Cuando se retiraban, una mujer se acercó llorando y les dijo que su pareja había sido herida y que fue llevada en forma particular al centro de salud de villa Primavera. La víctima recibió una herida de arma blanca en la zona del tórax y tras su fallecimiento fue trasladado al Servicio de Tanatología Forense del CIF.

Salinas Odorisio explicó que se produjo la detención de tres hombres y dos mujeres que serán imputados por homicidio calificado este martes.

Denuncia y dolor

Los familiares de Carrizo dijeron ayer que para hacer la denuncia sobre el hecho de sangre debieron peregrinar por distintas sedes policiales.
“No querían tomarnos la denuncia, por una causa u otra, así que finalmente la madre de la víctima tuvo que recurrir al abogado Rodrigo Escovar para que el mismo lograra que la Justicia a través de la policía asiente el homicido de Luis Esteban Carrizo en un acta única”, dijeron.
Hasta las 16 de ayer el hecho no estaba denunciado en sede policial sino que hasta ese entonces la fiscal Ana Salinas había actuado de oficio, y por suerte había logrado la aprehensión de los cinco sindicados como autores del crimen. 
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...