Las casas de cambio temen  tiempos negros

Que reaparezcan los coleros no trae, por cierto, buenos augurios para las casas de cambio legales, a pesar de que ahora son una parte importante de los ingresos de esos locales.

"Haciendo un paralelo de años anteriores cuando los coleros eran noticia, ese fue el principio del fin de las casas de cambio oficiales en todo el país", recordó un experimentado operador cambiario en diálogo con El Tribuno.

En esos negocios no se olvidan los años donde nadie podía comprar dólares de manera legal o cuando la AFIP autorizaba determinadas cantidades de compra de acuerdo a los ingresos declarados.

De hecho, una de las primeras medidas que algunos especialistas en economía especulan que la nueva administración nacional impondrá es una mayor restricción al mercado cambiario.

"Lo que va a pasar es que el Banco Central va a regular más fuertemente las casas de cambio", señaló a este diario el contador Álvaro Pérez, dueño de la consultora Finex.

Explicó que la filtración de dólares por medio de los coleros es marginal.

"Ese es un problema cambiario o del negocio propio de las casas de cambio, no lo pensaría como un problema de la economía, en términos agregados es muy marginal lo que se puede operar por ahí. La balanza comercial todavía es positiva en el país", aclaró el especialista.

La sangría verdadera de dólares se detuvo cuando se dispuso el "cepo hard" apenas terminaron las elecciones generales nacionales. Si bien esa medida trajo una solución coyuntural, podría agravar otros problemas con los que viene lidiando el país, como la inflación.

"El problema no es el cepo en sí sino el peligro de que cuando empiece a haber más pesos en la economía se vayan al dólar blue, al contado con liqui o al dólar bolsa (al mercado paralelo) y los precios de esos dólares puede ser que suban muchísimo más con respecto a la dólar oficial y con ello también la inflación. El miedo es que se intensifique la brecha. ¿Hasta dónde llegará? ", se preguntó Pérez.

El cepo con Alberto

Un informe de la consultora Ecolatina anticipa la continuidad del “cepo hard” que reimplementó el gobierno de Mauricio Macri para frenar la sangría de dólares y auguró que Alberto Fernández podría sostener la restricción a la venta de dólares al inicio de su gestión.
El mercado inmobiliario, exportadores, el rubro energía y los industriales figuran entre los perdedores por el cepo.


 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...