La educación del futuro

Pedro Romagnoli - Decano de la Facultad de Ingeniería, UNSa

La globalización y el avance exponencial de la tecnología están provocando una revolución en materia de comunicación social, revolución que impacta de manera directa en la forma de acceso a la información y al conocimiento. Esto lleva al urgente planteo de la necesidad de analizar las nuevas formas de transferencia del conocimiento, deber que incumbe a todos los agentes involucrados en salvaguardar, actualizar y mejorar la educación social en todo su ámbito, desde lo macro, función de gobiernos y universidades, hasta lo micro, que atañe a cada uno de los docentes y profesionales tanto de instituciones públicas como privadas. Está creciendo la educación en línea por internet, por lo tanto, se hace necesario plantear y analizar nuevas formas que estén en sintonía con las actuales generaciones que ya tienen incorporada de manera natural el internet y su uso como elemento de comunicación y acceso a la información. Los hoy llamados millennial son personas que llegaron a su etapa adulta después del 2000, rondan entre los 17 y 31 años, poseen características que los hacen únicos: la tecnología es una herramienta natural para estos jóvenes en su día a día, el internet, el dispositivo móvil, los medios sociales son su forma de vida. Los millennials han hecho posible una realidad en la que atender a varios dispositivos a la vez es posible. Informes como el de Nielsen declara que la mayoría de los jóvenes consume contenido en "streaming" (cuándo, cómo y dónde se quiera ver), y el informe sobre tendencias digitales de IAB señala el móvil, las redes sociales y el video on line como las claves del sector digital entre esta generación.

Según Guillermo Carvajal, médico psicoanalista experto en adolescencia y expresidente de la Federación Psicoanalítica de América Latina, Fepal, expresa que la mirada psicosociológica los describe como la generación que nace y crece pegada a la pantalla y vive en la red. Son descritos como nativos digitales, hiperinformados y sufren de pánico al desconectarse de sus aparatos, por lo que no cabe duda la negativa influencia en la conducta de estos jóvenes por parte de una escuela tradicional que ya no tiene ninguna operatividad. La escuela que conocimos los adultos murió y no sabe que está muerta. Se cree viva e insiste en seguir igual, con uniformidad asfixiante, con el convencimiento que todos deben saber de lo mismo y de todo, que es importante examinar, calificar, castigar, dictar clase, enseñar, etc., etc., todas técnicas que al día de hoy llegan a producir frustración, irritación, agresión y violencia. Pero no lo ve ni lo quiere ver. Creemos que va a morir inocente.

Andres Oppenheimer, en uno de sus recientes libros, "Crear o morir", plantea que las escuelas del futuro funcionarán exactamente al revés que las actuales: en lugar de que los alumnos concurran al establecimiento a estudiar y hacer sus tareas en casa, estudiarán en casa, con videos y programas interactivos de computación, y luego harán sus tareas en el establecimiento educativo, trabajando en equipo con sus compañeros y con el asesoramiento de sus profesores. O sea, los estudiantes harán en su casa lo que hoy hacen en escuelas y universidades, y en las escuelas y universidades lo que ahora hacen en casa. Las llamadas así "flipped schools", o "escuelas al revés", ya están proliferando en Estados Unidos, tras el descubrimiento que los niños aprenden mucho más si pueden estudiar solos mirando videos, que pueden detener y rebobinar cuando se topan con algo que no entienden, y realizando ejercicios prácticos en sus computadoras, y luego resolver en la escuela los problemas que quedaron pendientes, con la ayuda de profesores.

Se hace necesario tomar conciencia y revisar, adecuando seriamente, las políticas educativas para adaptar actitudes y métodos a los tiempos futuros de una manera correcta, oportuna y comprometida.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...