A Racing se le escapó sobre el final y empató con Corinthians, en Brasil

Sobre el final del partido y cuando parecía que se iba a traer una alegría, Racing dejó escapar un triunfo ante Corinthians de Brasil, al empatar 1 a 1 en el juego de ida de la primera fase de la Copa Sudamericana, que se disputó en el “Arena Corinthians” de San Pablo.
El conjunto de Avellaneda, que fue superior a su par brasileño, abrió la cuenta a través del debutante Andrés Ríos, a los 22 minutos del primer tiempo. Sin embargo, a los 43 del complemento Gustavo se elevó por sobre todos sus rivales y de cabeza marcó el empate definitivo.


Ahora la serie se definirá el próximo 27 de febrero en el Cilindro, y con el empate sin goles o bien el triunfo el equipo de Eduardo Coudet pasará de fase.
El equipo paulista, que anda con un presente bastante irregular en el campeonato de su país, mostró muchas falencias, sobre todo en la zona media.
Racing aprovechó eso, con una formación que alternó muchos suplentes y supo tener el control del partido en diferentes pasajes, aunque Arias fue el primero en lucirse y se convirtió de héroe al taparle un mano a mano a Vagner Love.
Luego de que le anularan un gol a Augusto Solari por posición adelantada, a los 23 minutos un fallido intento de pared con Darío Cvitanich, le permitió al debutante Andrés Ríos (ex-River, Defensa y Justicia y que viene de jugar en el Vasco Da Gama), capturar un rebote en el área y con un remate de zurda marcó el 1-0 ante el infructuoso esfuerzo del arquero brasileño Cassio.
Dos minutos más tarde, envalentonado por el gol, el conjunto de Coudet tuvo una nueva chance, pero Cvitanich no pudo impactar el balón con su cabeza. Racing se fue al descanso sabiendo que podía rematar el partido en el complemento. Y no supo hacerlo.
Para la segunda mitad el timao trató de salir un poco más en busca del arco de la academia, pero Sigali estuvo muy atento en la última línea para poder neutralizar cualquier intento local.
No obstante, el cansancio comenzó a hacer mella en algunos jugadores de Racing, lo que provocó que el equipo no tuviera la misma explosión que en el primer tiempo.
Racing se retrasó algunos metros y no tuvo situaciones tan claras como para pensar en aumentar el marcador, pero tampoco tuvo sobresaltos.
Sin embargo, en una de las últimas pelotas, Gustavo saltó más que ningún otro y metió un cabezazo increíble que venció cualquier resistencia que pudiera tener Arias y marcó el empate final.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...