Cristiano Ronaldo exhibió ayer una vez más que es un especialista a la hora de jugar la Champions League, al marcar un triplete (3 a 0) que supuso la eliminación del Atlético (triunfo 2 a 0 en la ida), en Turín en la vuelta de octavos, en una temporada en la que la final de la competición se disputa en el estadio rojiblanco.
 Dos goles de cabeza (27 y 48) y uno de penal (86) del portugués sirvieron a Juventus para pasar a cuartos y dejar al Atlético sin la posibilidad de pelear por la final que se disputará el 1 de junio en el estadio Metropolitano.
 Ronaldo, leyenda total de la competición, marcó su 25º gol al Atlético, alcanzando los 125 en Champions, de la que es el máximo realizador histórico y en la que ha logrado el título en cinco ediciones (cuatro con el Real Madrid y una con United).


 El Atlético, que tenía una buena ventaja lograda en la ida, mostró su peor cara y casi no creó peligro ante Juventus, que multiplicó los remates de cabeza en un partido que manejó a un ritmo alto y siempre cerca del área rojiblanca.
 A los rojiblancos les interesaba dormir el partido y a Juventus agitarlo. El local se salió con la suya ante el equipo de Simeone incómodo, intentando pausar el juego.
 “Para esto me contrataron”, dijo Ronaldo consultado por la prensa porque es la primera vez que Juventus remonta un 0 a 2 en Champions.
 CR7 tuvo una actuación bestial ante Atlético y él solito se encargó de eliminar al equipo de Simeone: triplete histórico y Juventus se llevó el pasaje a cuartos de final.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...