La salteña a la que le amputaron las piernas: "Mi prioridad es conseguir  las prótesis y caminar"

Beatriz Farfán, la salteña a la que le amputaron las piernas en Córdoba, volvió a la provincia, se reencontró con sus dos hijos y contó cómo trata de empezar a rearmar su vida de a poco. Había viajado a ver a Luis Miguel y, dos días después del recital, la embistió una camioneta utilitaria que conducía un joven alcoholizado. Hoy tiene una meta clara y urgente: conseguir las prótesis que le permitan aprender a caminar otra vez.

"Tengo que empezar de nuevo, junto con los kinesiólogos, los médicos del dolor y los profesionales que me van a ayudar. Todavía no sé cómo voy a hacer para volver a trabajar porque recién me estoy adaptando a moverme en una silla de ruedas dentro de mi casa", relató ayer a El Tribuno.

Beatriz, de 41 años, vive con sus hijos de 12 y 8 años en el macrocentro de Salta. Es cosmetóloga y tiene un centro de estética. Había viajado con una amiga para el recital y para pasar unos días de vacaciones. Luego de 15 días en Córdoba, el miércoles regresó a Salta capital.

Dijo que del momento del accidente, que ocurrió el 1 de marzo, se acuerda poco y que recibió la noticia de que le habían amputado las piernas después de permanecer varios días inconsciente en el Hospital de Urgencias de Córdoba capital.

"Los médicos traumatólogos fueron los que me dijeron. Fue difícil reaccionar, asimilarlo y empezar a pensar que te van a dar el alta y te vas a ir sin piernas. Trato de tener entereza por los chicos y bloquear incluso los dolores que estoy sintiendo", señaló.

El choque ocurrió en la esquina de Pueyrredón y Vélez Sársfield, en la zona de Nueva Córdoba. Beatriz se había sentado en unas escalinatas que tiene la escuela que se encuentra en esa intersección. No puede precisar cuánto tiempo pasó hasta que una Renault Kangoo fuera de control se subió a la vereda y la embistió.

 

"Llegué a urgencias prácticamente mutilada y, pese a la gravedad de lo que me pasó, los médicos me dijeron que me recuperé pronto", contó Beatriz.

Recuerda que ella y su amiga se habían perdido y estaban buscando un taxi, cuando decidió sentarse un momento afuera de la escuela. "Ella se alejó un poco para ver si conseguía un auto y en ese segundo fue el accidente", recordó.

Estuvo en coma inducido y permaneció internada 10 días en total. "Por suerte la contención psiquiátrica que tuve fue muy buena y pudieron viajar mis hermanos", destacó.

"Habíamos comprado las entradas para ver a Luis Miguel en octubre, cuando salieron a la venta. Era un sueño volver a verlo. Estuvo realmente hermoso y después nos quedamos para pasear unos días", contó sobre el viaje que le cambió la vida.

Pese a ser la protagonista de una historia trágica que está recorriendo los medios de comunicación de todo el país, Beatriz no se detiene demasiado para mirar atrás.

 

 

"Ahora mi prioridad es conseguir las prótesis, empezar a caminar rápido y recuperar la movilidad. Sé que voy a volver a caminar, a trabajar y que todo va a volver a la normalidad en la medida en que se pueda", dijo Beatriz.

Aseguró que su temor ahora es acostumbrarse a depender de la silla de ruedas. "Soy bastante ansiosa y quiero cicatrizar ya. Sé que me va a costar pero voy a poder", aseguró.

Antes de regresar a Salta, Beatriz Farfán (41) recibió la visita de Pablo Giesenow, el joven cordobés al que le faltan las piernas e irá a los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

"Feliz y fortalecido después de visitar y conocer a Beatriz Farfán! Ella es Salteña y vino a Córdoba a cumplir su sueño de ver a Luis Miguel. Conocerla y conocer a sus hermanos Diego y Valeria, nos permitió mostrarle una luz de esperanza y el claro mensaje de que "sí se puede'. Fuerzas amiga! Fuerzas a su familia!", publicó el joven en las redes sociales.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...