Los intendentes  buscan alternativas para pagar el 35% de aumento a los docentes

El 35 por ciento de aumento salarial que otorgó el Gobierno provincial para la administración pública, con cláusulas de revisión y bono incluido, dejó malparados a los municipios. Por un lado, por el recorte de la obra pública para solventar el compromiso asumido, pero por el otro, porque la mayoría de las intendencias utilizaba la paritaria provincial como referencia para fijar los aumentos salariales de sus empleados. Con menos recursos que la administración provincial de dónde echar mano y recortar, enfrentarán serias dificultades para cubrir una erogación de esas características.

No obstante, con el aumento anunciado y firmado, los intendentes empiezan a aguzar los cálculos. Algunos imitarán la postura de la Provincia y recortarán obras y programas sociales que se ejecutaban con fondos propios, otros directamente avisaron que el monto ofrecido por el Gobierno es imposible de igualar.

En diálogo con El Tribuno, el intendente de Metán, Fernando Romeri, admitió que "tenemos una gran incertidumbre. Hoy (por ayer) hablamos con el secretario de Asuntos Municipales, Miguel Calabró, quien ya nos anticipó que no hay fondos para obras. Es una situación muy compleja que amerita una reunión urgente de los intendentes con el jefe de Gabinete", afirmó Romeri.

El intendente dejó en claro que no le parece mal "el reclamo de los trabajadores y el aumento que obtuvieron, porque sabemos el sistema inflacionario en el que estamos y a nadie le alcanza, pero muchas municipalidades van a estar imposibilitadas de pagar los sueldos".

Por su parte, Gustavo Solís, intendente de Rosario de la Frontera, indicó que "en nuestra gestión siempre optamos por esperar a que se cierre la paritaria provincial para, a partir de eso, sentarnos con los sindicatos municipales".

"Consideramos que los empleados municipales no son trabajadores de segunda y, en consecuencia, hacemos el mayor esfuerzo para llegar a los acuerdos que hace la Provincia y en este caso no va a ser la excepción", manifestó y anticipó que "entre el lunes y martes nos estaremos sentando con los sindicatos para ponernos de acuerdo".

Solís dijo que "esto nos va a provocar un desfasaje de $10 millones en relación con lo que teníamos previsto en el presupuesto y eso nos va a llevar a tener que ajustar la obra pública. La segunda etapa del Parque Acuático no la podremos hacer con recursos propios, el plan de pavimentación se va a ver recortado, programas como el de viviendas prefabricadas van a ser suspendidos, lo mismo que microcréditos para productores", añadió

Una situación más complicada presenta el intendente de Orán, Marcelo Lara Gros, quien advirtió que "la Argentina está en emergencia. La coparticipación no aumenta, hay una recesión fuerte, los ingresos propios de los municipios tampoco suben y todo es fruto de un fracaso económico donde la inflación es cada vez más alta".

"Hay que pedir prudencia a las partes para que logremos acuerdos que podamos cumplir y evitemos paralizar las obras y, mucho menos, dejar gente en la calle", instó Lara Gros y advirtió que "el 35% va a ser imposible de pagar para no sotros".

El Foro quiere reunirse con el jefe de Gabinete

Los intendentes coinciden en la necesidad de reunirse con el jefe de Gabinete de la provincia, Fernando Yarade, para evaluar las alternativas para que los municipios puedan hacer frente al difícil escenario que se les presenta a partir del acuerdo encabezado por el funcionario y las implicancias para la economía de los distritos del interior.
En este marco, el presidente del Foro de Intendentes de la Provincia, Mario Cuenca, anticipó a El Tribuno que le solicitaron una reunión para la semana que viene al jefe de ministros.
“Los municipios generalmente hemos venido pagando lo que marcaba la Provincia pero creo que este aumento es excesivo y no lo vamos a poder afrontar”, anticipó Cuenca. 
“Sabemos que los trabajadores atraviesan una situación complicada, que la plata no alcanza, la suba de los impuestos, de los servicios, pero el problema para el interior es que en los municipios no aumenta la coparticipación”, indicó.
Cuenca sostuvo que “el Gobierno central puede disponer porque puede recortar partidas, pero nosotros no tenemos qué recortar si nuestra coparticipación está en baja”. 
Indicó que “queremos reunirnos todos los intendentes con Yarade para que veamos de qué manera vamos a paliar la situación, porque así como está planteada, el 90% de los intendentes no van a poder pagar”. 
“No estamos en condiciones de pagar ese aumento. La coparticipación y las recaudaciones están en baja”, sentenció. 
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...