Comunidades de la puna acceden a agua segura

La contaminación de acuíferos, el retraso de la infraestructura de agua y saneamiento frente a la expansión demográfica y una legislación que no contempla parásitos ni virus presentes en suministros que se consideran potables, son algunas de las deudas que tiene Salta -y no solo esta provincia- para garantizar un derecho humano vital: agua segura.

 Productores de la puna salteña mejoran sus capacidades para acceder al agua. Con la participación de más de 20 miembros de las comunidades de Tolar Grande, Santa Rosa de los Pastos Grandes, Kollas El Desierto y Red de Pueblos Atacamas (Raíces Andinas, Corralito, Cobres, Rangel, Esquina de Guardia), se desarrolló el “Primer Taller de Formación en Capacidades Técnicas Hídricas para la Puna de Salta” que es organizado por el INTA, la Subsecretaría de Agricultura Familiar y Desarrollo Territorial y las municipalidades de San Antonio de los Cobres, Tolar Grande y La Poma.

 De las jornadas técnicas participaron agricultores familiares miembros de pueblos originarios, dirigentes comunitarios y referentes municipales, quienes abordaron y discutieron sobre las problemáticas hídricas de la puna y las diferentes alternativas de solución.

Cabe destacar que ya se hicieron dos encuentros de formación que continuarán durante todo el presente año 2019, para abordar los componentes técnicos de los sistema de abastecimiento de agua en comunidades rurales. Se pretende que, una vez finalizados todos los módulos de formación, los participantes adquieran capacidades que les permitan relevar las demandas de infraestructura de acceso al agua en sus comunidades de origen, realizar la formulación de proyectos hídricos comunitarios, acompañar los procesos de ejecución de obras, ejecutar el mantenimiento preventivo de los sistemas de abastecimiento existentes, conocer y difundir el derecho comunitario al agua que asiste a los pueblos originarios y aportar a la utilización racional del recurso, tanto para uso productivo como humano.

El último encuentro se desarrolló en febrero en la localidad de Cobres, departamento La Poma, en donde los participantes se interiorizaron en el diseño de tecnologías para la captación de agua, tanto superficial como subterránea.

Arraigo y producción

La Secretaría de Gobierno de Agroindustria del Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación, a través de la Secretaría de Agricultura Familiar, Coordinación y Desarrollo Territorial, participa en el desarrollo y ejecución de las obras de agua para la comunidad de El Trigal y El Candado, en el departamento de La Poma- Salta.

Este proyecto cuenta con un financiamiento de $1.400.000 del Programa para el Desarrollo Rural Incluyente (PRODERI) y con la asistencia técnica de Agricultura Familiar, en donde ya se lleva ejecutado e instalado 1,5 kilómetro de cañería que prevé llegar a los 4 kilómetros para que 24 familias accedan a agua de consumo. Asimismo, se está solicitando una adenda para alcanzar a cubrir los 8 kilómetros de obra en la zona. Se estima que al finalizar las obras del proyecto, las familias de pequeños productores de El Trigal y El Candado dispondrán de agua segura, favoreciendo las condiciones de producción, vida y arraigo.

El último encuentro se desarrolló en febrero en la localidad de Cobres, departamento La Poma.

Curso Agua IPAF NOA

Durante la primera jornada se realizaron presentaciones técnicas sobre los componentes del sistema hídrico, la circulación del agua en el ecosistema, la caracterización de las distintas fuentes de agua que podrían abastecer a las comunidades puneñas y la importancia de la planificación del uso del agua en el territorio. Ya durante la segunda jornada, los participantes se interiorizaron en analizar y cuantificar las necesidades de agua de sus comunidades y a su vez, en evaluar la oferta hídrica de las distintas fuentes identificadas.

El taller de formación se aborda desde una metodología teórico-práctica, por lo que los técnicos responsables junto a los participantes realizaron una recorrida de campo por las inmediaciones del ejido urbano de San Antonio de los Cobres. Durante las prácticas de campo se identificaron canales de riego, en donde se llevó adelante la medición de caudales con los distintos métodos aprendidos.

El desafío del agua en la puna salteña

La provisión de agua apta para consumo humano en comunidades rurales sin abastecimiento de electricidad es un desafío que se debe afrontar para promover el desarrollo productivo. Para resolver esta problemática, se instalaron bombas alimentadas por energía solar en más de 22 comunidades del país, detalla el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI). La falta de disponibilidad de agua constituye una de las principales limitantes para la realización de actividades agroganaderas en más de un 60 por ciento del territorio argentino, situación que empeora en los lugares sin acceso al servicio de provisión de electricidad. Para brindar una solución a esta problemática, especialistas del INTI desarrollaron diferentes tecnologías de acceso al agua subterránea (disponible a partir de los diez metros de profundidad del suelo) a través de bombas solares. “Las bombas de extracción funcionan con energía solar sin necesidad de baterías ni instalaciones accesorias. Sale el sol y empieza a salir agua de las piedras”, resumen desde el INTI-Salta. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Cuál es tu principal preocupación en la actualidad?

Inflación y tarifas
Corrupción
Desocupación
Educación
Narcotráfico
Salud
Infraestructura
Otro
ver resultados

Importante ahora

cargando...