Docentes vuelven a clases y rechazan a los sindicalistas

Cuando los guardapolvos blancos dejaron de estar en las plazas y rutas, vino el tiempo del análisis y las conclusiones.

Más allá de los porcentajes, las condiciones, las idas y vuelta, el arreglo de los docentes con el Gobierno fue un triunfo de los docentes, valga aquí la redundancia. Afuera quedaron las oxidadas burocracias sindicales. Del otro lado también quedó fuera la enorme estructura de Educación y fue -según los propios docentes- el jefe de Gabinete Fernando Yarade, quien logró el acuerdo con los docentes Autoconvocados, y con los Unidos.

"Este es un triunfo de los docentes sueltos, que sentimos que no tenemos representación de los sindicatos. Es nuestra lucha, de los delegados, de las asambleas, de los cortes y los acampes. Que no se venga ningún sindicalista a atribuirse nada. Esta mejora en los salarios es de todos y cada uno de los docentes que participaron en las plazas de los pueblos, en las rutas, en las volanteadas y en los paros en cada escuela", dijo Martín Miguel Saravia, quien es director de la escuelita rural del paraje Talamuyo, Metán.

El maestro confirmó que la negociación final fue realizada con el jefe de Gabinete de la Provincia, Fernando Yarade; y con el ministro de Economía, Emiliano Estrada. "Autoconvocados declaró persona no grata a la ministra (Analía) Berruezo y en las últimas reuniones no participó", dijo Saravia.

Los delegados, en asamblea, aceptaron el 38% de aumento, una adenda por el bono de 5 mil pesos a pagar a fin de mes, el no descuento de los días de paro, la convocatoria a elecciones en Junta Calificadora, y un 40% de suba a los maestros que tienen un solo cargo. El conflicto dejó 8 días de paro, movilizaciones anárquicas por el centro de Salta, cortes de rutas en el ingreso a la capital y en varias localidades, dos acampes, escraches a funcionario y medios de comunicación y el apoyo de los vecinos.

"Yo lo que quiero que se sepa bien es que acá participaron delegados de todos los departamentos. Nosotros somos maestros y enseñamos honestidad con nuestras acciones y es por eso que las negociaciones fueron realizadas con delegados de toda la provincia", concluyó Saravia.

Legitimidad

Del otro lado del mapa, Gustavo Tilca dijo que "ya nadie cree en los sindicalistas. Hay que recuperar los sindicatos como institución para negociar no solo con la legitimidad. Los sindicalistas han demostrado que son todos corruptos. Y como ejemplo está la ADP (Asociación Docente Provincial) que está acéfala, con una secretaria general acusada de todo, con una comisión directiva que también está cuestionada. Nosotros ahora vamos por ADP y por AMET (Asociación de Magisterio de Escuelas Técnicas) porque es la mejor herramienta para mejorar las condiciones laborales de los maestros", dijo Tilca.

Sobre los sucesos del sábado, cuando arreglaron con la Provincia contó: "La propuesta era buena y debíamos tratarla en asamblea. Los del Gobierno se apuraron y dieron por finalizada la negociación, pero nosotros queríamos una firma, algo que plasme en un papel lo acordado. Es por eso que luego fuimos a la casa de Gobierno. Allí nos recibió el ministro Estrada, con (el coordinador de Políticas Institucionales del Ministerio de Gobierno,) Andrés Chávez; y (el secretario de Gobierno) Santiago Godoy (h). Nos dijeron que no había escribano, que era sábado y muy tarde y nos firmaron una adenda con la promesa de que el lunes (hoy) se publique el decreto. Si no sale a primera hora vamos a volver a las calles, a las rutas y a las plazas con un paro mucho más contundente. No creo que nos hayan mentido, pero toda la docencia está expectante", concluyó Tilca.

“Por debajo de la canasta básica”

Daniel Vilca es un profesor del secundario 5087 y del BSPA (Bachillerato para Adultos) de la ciudad de Cachi. Ayer salió temprano, desde la capital hacia los Valles Calchaquíes, para comenzar a preparar los proyectos, los fundamentos pedagógicos y las actividades para el comienzo de las clases. 
El hombre fue delegado de su departamento dentro de la mesa de discusión salarial y aprendió en un curso acelerado su rol dentro de una negociación salarial que se realizó con el Estado.
“Yo veo que nosotros a veces nos enojamos y pensamos que nos maltrataban, pero lo que aprendimos es que todo es parte de la discusión política. Nos vamos conformes ahora, cada uno a su lugar a recuperar el tiempo perdido, pero siempre en estado de atención con lo prometido por el Gobierno”, dijo Vilca.
Según el delegado, hay muchas maestras de primaria y nivel inicial, en los Valles Calchaquíes, que cobran entre 12 y 15 mil pesos.
“A esta lucha la comenzamos porque hay muchos maestros y maestras que tienen salarios que están por debajo de la canasta básica de alimentos. Son docentes indigentes y las exigencias para nuestro trabajo son altas: debemos tener una carrera de formación superior a los 4 años y eso debe ser de alguna manera retribuido”, dijo el profesor.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...