Ibire, sobre el presente de Gimnasia: “Duermo poco y hago números todos los días”

La realidad del fútbol salteño marca una realidad dura, que no se agrava con las circunstancias deportivas: Gimnasia y Tiro está peleando por permanecer en el Federal A, Juventud Antoniana está al borde del descenso al Regional Amateur y, para colmo de males, aún salvándose el albo, el panorama no es muy alentador porque sin apoyos de diferentes sectores cada vez se hará más difícil armar planteles para la pelea por el ascenso y, por ende, apostar a algo más que no sea permanecer en la divisional en la que desde hace años estamos estancados.

El vicepresidente del albo, Juan Carlos Ibire, se refirió a esta dificultad en diálogo con El Tribuno, pero también al desgaste de pelear la permanencia y a lo doloroso que significaría perder la categoría, pero también al golpe económico que implicaría la caída del santo al estamento más bajo del fútbol argentino.
“Coincido con Marcelo (Mentesana, el presidente) cuando dice que el descenso no es un drama de la vida, que es una circunstancia del fútbol. Pero sí, sería muy doloroso descender. Nosotros no nos preparamos para pelear la permanencia este año, sabíamos que el presupuesto acotado sería una limitación, porque también es cierto que cada vez se nos está haciendo más difícil armar un plantel para pelear un ascenso. Es la realidad, cada vez se nos hace más duro con rivales de la zona y en esta categoría. Porque acá tenemos que pensar en salvarnos y luego intentar ascender, pero también pensar en no comprometer a la institución, y eso no es fácil hoy”, contextualizó la cabeza dirigencial del fútbol millonario.

“Repito, descender sería doloroso. Tampoco nos genera un morbo que Juventud descienda, queremos que los clubes de Salta siempre estén en lo más alto, pero vamos a pelear hasta donde se pueda, dentro de las armas que nos da el fútbol y confiando en este plantel que en la cancha está respondiendo, contra Zapla merecimos ganar ampliamente y nos costaron caro los errores, pero hubo fútbol y actitud y así vamos a lograr ese objetivo”, continuó el vicepresidente albo, para luego referirse a lo que podría perjudicar a Gimnasia en caso de salvarse, y si es que el santo de la Lerma termina descendiendo: “No tener al clásico rival en este torneo deficitario siempre es un golpe. Las recaudaciones de un clásico son las que nos significan un alivio en la lucha diaria por mantener un plantel, por pagarles al día, por los viajes largos. Porque andar con apuros y sin poder cumplirles a los jugadores y a sus familias es tan desgastante como pensar en un descenso”.

En relación con la situación de incertidumbre que se vive en la Vicente López, pese a que aún hay margen y a que terminará su fecha libre todavía fuera de zona de descenso, señaló: “A nadie le gusta estar donde estamos. Yo, todos los dirigentes, jugadores y cuerpo técnico dormimos poco y hacemos números todos los días. Se duerme poco, se sueña mucho, se piensa mucho y eso es agotador y desgastante. Pero no le esquivamos al bulto, estamos junto a los jugadores, les transmitimos tranquilidad y confiamos en ellos”, concluyó Ibire.

 
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...