Dan el alta al joven amputado por culpa de motochorros: "Mientras haya vida, hay esperanza"

A principios de diciembre, Iván Rojas estaba contento porque había logrado ingresar a la Gendarmería Nacional pero un hecho desafortunado le cambió el destino. Unos motochorros lo atacaron dejándolo herido con una fractura expuesta en su pierna derecha. Pero este cuadro se agravó al no recibir la atención médica debida en una clínica privada y fue derivado al hospital Tres Cerritos de la capital salteña, donde tuvieron que realizarle una amputación y estuvo en coma por más de una semana.

Tras casi tres meses de lucha y de movidas solidarias para costear los gastos de su recuperación, Iván recibió finalmente el alta médica este martes por lo que ahora solo debe asistir al nosocomio una vez a la semana para realizarle curaciones y arrancar la rehabilitación. El personal del hospital Tres Cerritos incluso le armó una emotiva despedida al muchacho oranense quien a su vez agradeció la atención recibida y se mostró optimista a pesar de lo sucedido. 

"¡Esto me recuerda a una palabra: "Piel por piel, daría el hombre para conservar su vida." Esto es algo pasajero, yo ahora no tengo pierna pero la solución es una pierna ortopédica, hay otros que tendrán piernas pero les dejaron de funcionar u otros que nunca les funcioná. La vida es bella!! Mientras haya vida, hay esperanza!  Gracias a los enfermeros y médicos por el desempeño profesional, gracias a Dios y a ellos estoy aquí escribiendo esto", escribió en las redes sociales. 

En contacto con Radio 10 de Orán, Clelia Erikson, madre de Iván, contó que a pesar de no poder seguir con su carrera en Gendarmería, desde la fuerza, la policía de la provincia y el Ministerio de Seguridad le gestionaron una beca que cubrirá la totalidad de los gastos para que el joven estudie para ser Contador Público.

El joven oranense fue colisionado el 3 de diciembre por unos motochorros, esto le provocó una fractura expuesta en una de sus piernas, situación que se agravó cuando fue internado. Allí no recibió la atención como debía, por lo que denunció al médico que lo atendió, por supuesta mala praxis. Iván despertó luego de diez días en coma y comenzó su periodo de recuperación en la Unidad de Terapia Intensiva y con mucho espíritu esperanzador dijo a sus familiares “quiero salir adelante, sé que hay gente que la pasa peor”.

 

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...