“El consenso, el definir un plan estratégico nos guiará a esa universidad que pretendemos”

Mónica Moya es profesora de Matemática y Física de la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de Salta (UNSa), especialista en didáctica. Enseña en la sede central y en la de Orán. Además, es consejera superior e investigadora. En 2008 fue vicedecana. 
Moya encabeza la lista Martínez Borelli y es la única candidata mujer que competirá el próximo miércoles por el rectorado de la UNSa.

¿Por qué quiere ser rectora?

Formamos parte de un espacio político que viene trabajando permanentemente por concretar, profundizar el sueño de la universidad pública, gratuita, democrática, participativa, inclusiva. En esa búsqueda, el grupo político propuso las candidaturas y en esta elección nos tocó a Cecilia (Gramajo) y a mí. Es la primera vez que somos candidatas al rectorado y vice. 

¿Quiénes integran ese espacio que menciona?

Catalina Buliubasich, Alejandro Ruidrejo de Humanidades; Nicolás Innamorato en Económicas, Daniel Hoyos en Exactas, y acá en Ciencias Naturales nos acompaña el actual decano Carlos Herrando y la doctora Virginia Martínez, que se postuló a vicedecana, son algunas de las personas con las que compartimos una misma visión de universidad. 
Nuestra lista Martínez Borelli busca revalorizar aquellos ideales con los que se fundó esta universidad en 1973. En 1974, el entonces normalizador y después rector fue Holver Martínez Borelli, a quien le debemos el estatuto que se trabajó en su gestión, nuestro símbolo que es una especie de huella digital de la región (estamos en una zona de influencia regional y latinoamericana) y también el lema “Mi sabiduría viene de esta tierra”. Es muy fuerte esto de recuperar la sabiduría del lugar donde está inserta la universidad. 

¿Cómo ve en la actualidad la universidad de Salta?

Después de más de 40 años ha crecido muchísimo. Tiene cuatro sedes, creció en cantidad de estudiantes, en carreras, pero no pasa solo por los números de indicadores, la misión social que cumple la universidad es muy fuerte, eso se ve en los proyectos de investigación que tratan problemáticas específicas que han ido resolviendo cuestiones propias de la zona. 

La doctora Cecilia Gramajo, que la acompaña en la fórmula, es el símbolo de lucha de inclusión de las personas con discapacidad en la UNSa... ¿este va a ser uno de los ejes de su gestión en caso de ganar?

Sí, queremos que sea muy fuerte el eje de inclusión, en general. Trabajar con acciones concretas. Pensamos la inclusión en todas sus dimensiones: económica, social, cultural, de género, étnica, atendiendo la universidad en su más amplio espectro. Entre ellas, la situación de las personas con discapacidad. Cuando decimos que queremos una universidad de todos y para todos es eso, pensando en la comunidad plural.
Hoy por hoy, la cuestión de violencia de género está generalizada y en la UNSa hay gente buscando resolver este problema. Nuestro compromiso es profundizar el trabajo.

¿Proponen crear una secretaría de asuntos estudiantiles?

Sí, proponemos reacomodar la organización administrativa de la universidad dando lugar a una secretaría de asuntos estudiantiles que aborde todas las problemáticas, además de lo académico. Es dar un paso más, tratar de abordar los temas de manera responsable y sistemática. Que la experiencia del año anterior sirva el año que viene para mejorar. La UNSa es una institución cogobernada por cuatro estamentos, todos deben proponer desde su vivencia posibles soluciones. En la búsqueda del consenso el definir un plan estratégico nos guiará a esa universidad que pretendemos de aquí en adelante.

¿De qué manera resolvería la problemática de los ingresantes?

El año pasado hemos aprobado una propuesta para un año, limitada por una cuestión presupuestaria. Logramos la primera etapa y está en discusión si llevamos a cabo la segunda y tercera etapa. Planteamos esto porque creemos que debe haber un grupo de docentes interdisciplinario que vaya profundizando el conocimiento de las condiciones que tiene el ingresante y poder acompañar la carrera desde el vamos.

¿Por qué no se logra la tan anhelada articulación con el nivel medio? 

Depende de si nos lo hemos propuesto como meta y si lo hemos llevado a cabo. Si la forma en que hemos tratado de coordinar con el nivel medio han sido las mejores o no. Se hacen acciones, pero no se llega a todo el ámbito estudiantil previo.
También hay una cuestión central que es el compromiso en este caso de las autoridades de educación provincial. En qué medida están dispuestos a reforzar sus equipos para hacer la articulación. En algún momento pensamos que había que realizar un curso preuniversitario, pero no se logró porque la contrapartida del Gobierno provincial no estuvo a la altura, disponible. Es esencial que la articulación sea real, que los equipos de la provincia estén dispuestos a trabajar conjuntamente con los equipos de la universidad. Esto es difícil de conseguir.

¿Cómo analiza el desgranamiento estudiantil en la uni versidad?

Hay una problemática que la están dando los números que es la de la baja permanencia, del porqué aprueban menos de dos materias por año. Ahí la pregunta es ¿qué nos está evidenciando esto? Podemos decir que es culpa del estudiante, plantear si realmente la institución se aseguró todas las estrategias de acompañamiento en el ingreso y permanencia, pero justamente por eso por un lado proponemos la secretaría de asuntos estudiantiles (con becas, tutorías, orientación), y por otro, una secretaría académica, que actúe en la cuestión de planes de estudio, evaluando la actualización de esos planes, la correlatividad de materias, para que el alumnos logre recibirse.
Un plan de estudios se puede desarrollar en un tiempo ideal que es el que se propone, pero a eso cada estudiante, en función de sus condiciones, le dará sentido. Pretendemos que al final se forme de una manera crítica, solidaria, constructiva, que cumpla con eso que aspira todo el Estado argentino, la de un ciudadano comprometido con su realidad.

¿Qué cosa haría primero como rectora?

La primera sería replantear el presupuesto, poniendo como prioridad la inclusión y asegurar el cursado del estudiante asistiéndolo con becas.

¿Por qué se tendría que replantear el presupuesto?

El presupuesto se aprueba en base a una propuesta del rectorado y se discuten los valores para becas, prácticas curriculares (viajes), bibliografías, obras menores, investigaciones y otros ítems, más del 90% se destina a sueldos. Lo que va quedando, menos del 10%, se destina a funcionamiento.

En el ámbito de la investigación, ¿cuál es su propuesta?

Potenciar la investigación. En la universidad tenemos un presupuesto propio de ciencia y técnica que la universidad tradicionalmente lo duplica. Al que viene de Nación nosotros le agregamos la misma cantidad. El problema que tenemos en la UNSa desde hace 9 años es que en el ingreso no estamos siendo inclusivos, hay una cantidad de condiciones que expulsa investigadores, cuando se podrían incluir a jóvenes para potenciar lo académico.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...