Qué sabe la AFIP de vos: publican datos y aplicativos para Ganancias y Renta Financiera

Aunque falta que se publiquen todas las resoluciones generales, la AFIP subió a su página web los programas que tendrán que utilizar las personas para liquidar Bienes Personales, Ganancias y, dentro de este último, el impuesto a la Renta Financiera y los resultados de Ventas de Inmuebles. Incluso, subió algunas valuaciones que tendrán que considerarse para computar los activos en el llamado “Impuesto a la Riqueza”, que están en el Micrositio de esos impuestos. Así lo señala el especialista en temas fiscales, José Luis Ceteri, en una nota de Clarín.

Junto con los aplicativos, el organismo actualizó la información que tiene sobre cada contribuyente, y que aparece en la opción "Nuestra parte". Allí la AFIP muestra, lo que "sabe de vos", separado por años, desde el saldo en las cuentas bancarias y los gastos con tarjeta de crédito hasta el auto que posee, pasando por las facturas electrónicas que emitió y recibió. También figura el pago de expensas y de medicina prepaga y los rendimientos financieros que tuvieron todas las personas, información que fue dada por los bancos y los agentes de inversión a la AFIP.

Esta información puede estar incompleta, pero hay que tener en cuenta que debe ser coherente con las declaraciones que se realicen.

Fechas de vencimiento

Bienes Personales tienen que presentarlo todos los que poseen bienes, al 31 de diciembre de 2018, que superan la suma de $ 1.050.000. Hay que pagar una tasa del 0,25% sobre el importe excedente.

Asimismo, deberán cumplir con la presentación, sin pagar, los que por último año gozarán del beneficio de exención de pago, por haberse registrado oportunamente como contribuyentes cumplidores ante la AFIP.

También tienen que hacer la presentación de las declaraciones juradas informativas, sin pago, los empleados y los jubilados que tuvieron ingresos brutos anuales iguales o mayores a un millón de pesos durante el año pasado.

La declaración del Impuesto a las Ganancias tienen que presentarla los que se encuentran inscriptos en el tributo, por ser autónomos; mientras que la informativa sólo los que igualaron o superaron el tope de un millón de pesos de ingresos brutos.

  • Las fechas de vencimiento para las presentaciones de los inscriptos y de los que tengan que pagar irá del 11 al 13 de junio próximo y el pago podrá realizarse hasta el día hábil posterior.
  • El vencimiento para las declaraciones informativas será el 30 de junio.
  • ​Este año se agrega una nueva presentación, que está referida a los que obtuvieron rentas financieras y de ventas de inmuebles durante el 2018. En estos casos, la presentación deberá realizarse el 19 de junio y el pago el día siguiente.

Ganancias y Renta

Para estos impuestos hay un único sitio, denominado “Ganancias Personas Humanas – Portal Integrado”.

Al ingresar se recuerda que si el contribuyente tuvo rentas financieras o por venta de inmuebles, primeramente debe completar la liquidación de esos impuestos, llamados Cedulares.

Luego se debe continuar con las rentas de las diferentes categorías del Impuesto a las Ganancias (primera a cuarta).

Ganancias: AFIP va por los trabajadores con dos empleos

Para el Impuesto a las Ganancias de este año, la novedad es que regirán nuevos montos de las deducciones personales y nuevas tablas para realizar el cálculo del tributo anual, que fueron incrementadas para 2018.

Los valores son los siguientes:

1) Ganancias no imponibles: $ 66.917,91.

2) Cargas de familia, siempre que sean residentes en el país, estén a cargo del contribuyente y no tengan en el año ingresos netos superiores a $ 66.917,91, cualquiera sea su origen y estén o no sujetas al impuesto. Por el cónyuge, $ 62.385,20 anuales. Por cada hijo o hijastro menor de 18 años o incapacitado para el trabajo, $ 31.461,09 anuales (50% cada padre o el 100% uno de ellos).

3) Deducción Especial, $ 133.835,82; para los "nuevos profesionales/emprendedores", $167.294,78 y empleados en relación de dependencia, $ 321.205,97.

Renta Financiera y venta de inmuebles

1. Operaciones Financieras:

Ya está el programa dentro de la página web de la AFIP. Deberán pagar quienes hayan tenido una renta superior a $ 66.917,91.

Hay que confeccionar la liquidación utilizando un aplicativo independiente, que funciona aparte del general que se usa para hacer las declaraciones del impuesto a las Ganancias.

En la página web del organismo, dentro de la opción denominada “Nuestra Parte” se encontrará disponible la información que enviaron los bancos y los agentes de inversión a la AFIP sobre todos los intereses y rendimientos obtenidos por las personas durante el año 2018.

Pero con esto no basta, ya que cada persona tendrá que concurrir al banco o pedirle al agente de inversión toda la documentación respaldatoria de cada inversión realizada para luego conciliarla con lo que se encuentra subido en la página Web de la AFIP.

El impuesto especial tendrá un código y resultará de un formulario especial que se completará desde la misma página Web de la AFIP, ingresando con la clave fiscal y el número de CUIT.

Pero no todas las personas que hicieron inversiones cuentan con esos números, lo que obligará previamente a tener que concurrir a la AFIP del domicilio para tramitarlos. La inscripción no habrá que hacerla, ya que será realizada de oficio en el momento de la presentación de la declaración jurada.

Están alcanzados por el nuevo impuesto, los intereses que obtuvieron en 2018 las personas físicas por los plazos fijos y por los fondos de inversión. En pesos, estarán gravados con una alícuota del 5%. En cambio, si esas inversiones se realizan en dólares o con cláusulas de ajuste pagarán el 15%.

Esta medida tendrá un mínimo anual a partir del cual se deberá tributar de $ 66.917,91 (mínimo no imponible). Ese monto tiene que ser proporcional entre las inversiones en pesos y dólares.

Lo mismo sucede con las utilidades obtenidas por la venta de títulos públicos, que desde este año deberán pagar el 5% de Ganancias cuando la inversión sea en pesos, o el 15% en moneda extranjera y con cláusula de ajuste.

El valor de costo a computar será el último precio de adquisición o el último valor de cotización que los valores poseían al 31 de diciembre de 2017, el que fuera mayor de ambos.

En estas operaciones también se descuenta el mínimo no imponible anual que se usa para los depósitos.

Las únicas inversiones que continúan exentas de impuestos son las transferencias de acciones que cotizan en Bolsa, los mínimos intereses de caja de ahorro obtenidos por las personas humanas y el resultado por la tenencia de dólares u moneda extranjera.

2. Operaciones inmobiliarias:

Ya se encuentra el programa subido a la página web de la AFIP. En este punto no habrá muchas liquidaciones porque corresponden a inmuebles comprados a partir del 1 de enero de 2018 y que posteriormente fueron vendidos.

  • Se tendrá que pagar por el resultado obtenido, en el momento de su posterior venta, el 15% del Impuesto a las Ganancias. Quedan eximidos de este tributo “cedular”, creado por la última reforma, únicamente los que constituyen la casa habitación del vendedor. Se definió como inmueble afectado a “casa habitación” a aquel que tiene destino de vivienda, familiar y de ocupación permanente.
  • Por otro lado, en las ventas de los inmuebles que fueron adquiridos hasta el 31 de diciembre de 2017, seguirá la obligación de pagar el 1,5% del Impuesto a la Transferencia de Inmuebles (ITI) en el momento de realizarse la escritura, y por ellos no se paga Ganancias.
  • Desde el año pasado convive el Impuesto a la Transferencia de Inmuebles (ITI) con el Impuesto a las Ganancias; de esta forma, en esas operaciones se aplicará uno u otro tributo.
  • Los resultados obtenidos por la transferencia que realicen las personas, de inmuebles que hayan comprado a partir del 1 de enero de 2018, quedan gravados al 15% en el Impuesto a las Ganancias. Si el bien inmueble se recibió por herencia estará alcanzado por Ganancias sólo cuando el donante que lo cede lo adquirió también a partir de este año 2018.
  • Para tener que pagar el Impuesto a las Ganancias la condición es que el titular posea más de un inmueble y transfiera uno de ellos, siempre que no sea su casa habitación. En cambio cuando se vende un bien que fue adquirido antes del 2018, seguirá rigiendo el ITI, en donde el escribano le debe retener al vendedor el 1,5% sobre el valor de la escritura en la medida que no reemplace ese bien dentro del plazo de un año de efectuada la venta.

Bienes Personales

El programa se llama “Bienes Personales Web”, para ingresar hay que hacerlo por la página de la AFIP con el CUIT/CUIL y la clave fiscal.

Al entrar nos encontramos con tres rubros:

1) nueva declaración jurada: sitio en donde hay que ingresar los datos de los bienes que estaban en el patrimonio el 31 de diciembre de 2018;

2) las declaraciones juradas presentadas anteriormente y

3) un sector denominado “Nuestra Parte” con los datos que posee la AFIP sobre los bienes del contribuyente.

Para determinar el valor de los inmuebles, se considera el mayor valor entre el de compra y el valor fiscal del 2017 actualizado por inflación.

Los valores fiscales serán los vigentes al 31 de diciembre de 2017, los que se actualizarán teniendo en cuenta la variación del Índice de Precios al Consumidor nivel general (IPC), que suministra el Indec, operada desde esa fecha hasta el 31 de diciembre de 2018.

Los inmuebles adquiridos con créditos hipotecarios podrán descontar el valor adeudado del capital al 31 de diciembre, para incluirlos en la liquidación impositiva.

A través de la ley de Presupuesto, se modificó la manera en que se debe declarar al valor de los automóviles que será el importe que a cada unidad le otorga el registro de automotores.

Continúan exentos los depósitos en caja de ahorro, los plazos fijos y las inversiones en títulos públicos. A pesar que a partir de este año tengan que pagar “Renta Financiera”.

Se mantienen gravados la tenencia de efectivo, cualquiera sea la moneda, incluso lo que se encuentra en cajas de seguridad. También están gravados los saldos de cuenta corriente y los fondos de inversión. Se tributa por los bienes del país y los del exterior.

Empleados y jubilados

Los empleados en relación de dependencia y los jubilados que hayan tenido ingresos brutos anuales iguales o mayores de $ 1.000.000, durante 2018, e independientemente si tuvieron o no retenciones de Ganancias estarán obligados a presentar las declaraciones juradas informativas de Ganancias y Bienes Personales (en la medida que no haya impuesto a pagar, sino serán determinativas) hasta el 30 de junio de 2019.

Fuente: Clarín

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...