Plantearán la nulidad del  caso del cura Aguilera

El cura José Carlos Aguilera finalmente fue beneficiado con el arresto domiciliario. La medida fue dispuesta el 12 del corriente por el juez de la sala IV del Tribunal de Impugnación, Adolfo Figueroa, pero recién ayer fue informada oficialmente por el Poder Judicial. Según el reporte del organismo, el magistrado hizo lugar parcialmente al recurso de apelación que presentó oportunamente el abogado Juan Casabella, defensor del religioso.

Con lo resuelto por el juez de alzada se dejó sin efecto la resolución del juez de Garantías 5, Hugo Héctor Martínez, quien había rechazado las medidas sustitutivas solicitadas por la defensa y que se mantenga el estado de detención de Aguilera. El sacerdote se encuentra acusado de los delitos de "abuso sexual gravemente ultrajante por las circunstancias de su realización agravado por ser ministro de culto; abuso sexual gravemente ultrajante por las circunstancias de su realización agravado por ser ministro de culto y abuso sexual simple agravado por ser ministro de culto, todos en concurso real". Fue denunciado por jóvenes de identidad reservada. Los hechos habrían sucedido hace 15 y 20 años, aproximadamente en cada caso, cuando era sacerdote en la parroquia de Campo Santo.

"Los hechos nos están dando la razón, que las cosas no son como las pintan, que no hay pruebas sólidas de las denuncias contra el padre", expresó el abogado Casabella. El letrado no solo ratificó los cuestionamientos a la fiscal Luján Sodero Calvet, a quien recusó desde un primero momento, sino al juez de Garantías Martínez. "Este magistrado está ilegalmente en ejercicio porque está en estado jubilitorio, con ese beneficio solicitado y otorgado", dijo Casabella. En tal sentido, el letrado sostuvo que la actuación de Martínez como juez va en contra de lo que establece el artículo 156 de la Constitución de Salta. El párrafo 3 de la norma dice: "La inamovilidad cesa en el momento en que el magistrado pueda obtener la jubilación. En este último caso un nuevo nombramiento del Poder Ejecutivo, precedido de igual acuerdo, sin intervención del Consejo de la Magistratura, será necesario para mantener en el cargo a estos magistrados, por un período de cinco años".

Casabella señaló que el nuevo nombramiento de Martínez no se dio y por lo tanto está inhabilitado para seguir ejerciendo la función de juez. Por esta situación, el defensor de Aguilera anunció que solicitará la nulidad de toda la causa relacionada con los cargos que pesan sobre el sacerdote. Como se recordará el mencionado juez fue el que ordenó la detención del religioso el 21 de marzo pasado y el que rechazó la recusación de la fiscal Sodero Calvet, y denegó el pedido de arresto domiciliario. Al mismo tiempo, fue el que dictó la prisión preventiva del religioso cuando el pedido de arresto se encontraba para su resolución en Impugnación.

"Martínez hizo todo mal, porque dictó la prisión preventiva dos horas después de que el juez Figueroa resolviera el arresto domiciliario de mi cliente", dijo. Y agrego: "Por ese motivo luego tuvo que anular esa resolución, además de la aplicación de la tobillera electrónica que había dispuesto".

Respecto a las denuncias contra el sacerdote, Casabella afirmó que "los abusos no existieron, a tal punto que en los testimonios los acusadores señalaron que fueron hechos sin relevancia".

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...