Decomisaron 500 kilos de papas fritas y garrapiñadas

Inspectores de la Subsecretaría de Control Comercial municipal y efectivos de la Policía quedaron ayer sorprendidos cuando clausuraron una fábrica clandestina en San Luis. El tema es que allí se elaboraban papas fritas, maníes salados, palitos salados y garrapiñadas en deplorables condiciones de higiene. Además, en el lugar se dieron con personas que trabajaban de forma irregular.
El operativo fue activado luego de recibir una denuncia a través de la aplicación web Salta Activa. “Se decomisaron unos 500 kilos de productos entre papas fritas, maní salado, garrapiñadas, palitos salados y papas pay. Además, más o menos 1.200 kilos de materia prima (30 bolsas de 30 kilos de papa y cuatro bolsas de 50 kilos de harina)”, le dijo a este diario el subsecretario de Control Comercial municipal, Nicolás Avellaneda. Toda la mercadería se dispondrá directamente en el vertedero San Javier. 
El funcionario también contó que decomisaron mezcladora, amasadora, balanzas, estructura metálica rectangular, deposito de papas peladas, tres bobinas donde se embolsaba el producto, entre otros materiales.

La actividad se desarrollaba en una vivienda ubicada en cerro Incahuasi y Nevado de Llullaillaco. La comuna trabajó de manera conjunta con la Policía de San Luis y la División Trata de Personas. Lo llamativo es que en las bolsas de los productos que comercializaban había una dirección (Virgilio Tedín 1097), distinta a la de barrio San Luis. Los inspectores detectaron que en la calle Tedín no existe esa numeración, por lo que todo lo que dice la etiqueta es falso.
Durante el procedimiento se constató que el lugar no poseía habilitación, certificados de manipulación ni cumplía con las normas de higiene y salud.


Se corroboró la presencia de personas trabajando en forma clandestina. El agravante, según dijo Avellaneda, es que “los productos eran vendidos en establecimientos educativos y locales de distintas zonas. Al realizar un seguimiento se logró verificar, ingresar y clausurar el lugar”. Además se tomó conocimiento que esta gente realizó un envío de mercadería al norte de la provincia.

º

El funcionario contó que “no respetaban en lo más mínimo las normas de higiene. Trabajaban con mucho desprecio hacia la salud de la gente. El lugar era precario.

Encima mientras los inspectores labraban las actas los roedores caminaban en medio de las máquinas, que eran todas viejas y oxidadas”.
Ahora, como intervino la Policía, las actuaciones pasaron al fiscal de turno. “Nosotros hicimos la clausura y enviamos antecedentes al Tribunal de Faltas”, aseguró el subsecretario. El responsable de la empresa clandestina apareció en medio del operativo, y como se puso violento fue demorado por los efectivos.
Si bien esta denuncia fue anónima y se hizo por medio de la APP Salta Activa, quienes quieran hacer una denuncia pueden comunicarse al 08005556864 o bien dirigirse a las oficinas de Control Comercial (Güemes y pasaje Castro).
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...