Sáenz pidió compromiso a todos sus  funcionarios

El intendente Gustavo Sáenz retomó ayer su actividad luego de que lo internaran por una arritmia, en la madrugada del martes. Pidió "más compromiso" a los que integran su equipo y evitó referirse a la causa por defraudación al Estado y facturaciones apócrifas que derivó en la detención del empresario Matías Huergo e involucra a varios funcionarios.

En el programa radial que conduce los martes y jueves por la mañana, Sáenz agradeció a los que se preocuparon por su salud y dijo que sus funcionarios deben comprometerse más, porque "solo no se puede".

"Hay que bajar unos cuantos cambios, pedirles a los funcionarios que acompañen, que se comprometan un poquito más, que ayuden, porque uno solo no puede llevar adelante... Es difícil gobernar una ciudad tan grande como esta y satisfacer a todo el mundo", dijo en la introducción.

El intendente aseguró que hace lo "humanamente posible" por resolver los problemas de la gente. "Vamos a tener que cambiar algunas cositas y, por sobre todo, vamos a tener que pedir a aquellos que nos acompañan, que nos acompañen con la misma fuerza y el mismo ímpetu que yo pongo todos los días para mejorar la ciudad. Aquellos que no estén en condiciones de hacerlo... ya veremos qué hacemos", insistió.

Sobre la noche en que quedó internado, contó que se sintió mal después de asistir a una cena a la que estaba invitado. "Comencé a ver los mensajes que tenía en las redes sociales y a reenviar mensajes a mis funcionarios para que contesten a la gente", relató, y detalló que eran más de las dos de la mañana cuando se sintió mal y decidió ir al sanatorio El Carmen.

Sáenz también agradeció a los profesionales que lo atendieron durante los últimos días. "Gracias a ellos hoy estamos acá con más fuerza que nunca, pero entendiendo que sin salud no se puede seguir adelante", sostuvo.

El intendente capitalino quedó internado tras un intenso lunes, marcado por la detención de Matías Huergo y la difusión de datos de la causa que comprometen, entre otros, al exsecretario de Hacienda municipal, Pablo Gauffín, y al subsecretario de Obras Públicas, Francisco Agolio.

El caso se hizo público el 14 de enero, cuando se realizó un allanamiento en el Centro Cívico Municipal. Se comprobó que, con el IP de una computadora que estaba en oficinas municipales, se emitieron facturas a nombre de unas 30 empresas para que las pague la comuna, entre otras irregularidades.

Gustavo Sáenz no se refirió al tema en su programa y manifestó que su problema de salud se relaciona con el hecho de que "uno no para y el cuerpo pasa factura".

"Tiempo al físico"

"Esperamos que estén del otro lado los funcionarios, respondiendo a la gente y, por sobre todas las cosas, tratando de llevar una respuesta. Vamos a trabajar, pero a pedirles a todos que acompañen y ayuden a responder a la gente porque somos sus servidores", recalcó Sáenz en su programa.

El intendente, que recibió el alta el miércoles a la mañana, contestó mensajes de los vecinos que, en la mayoría de los casos le expresaban apoyo y solidaridad.

"A su equipo le está faltando trabajar más. Siempre es usted el que termina con problemas de salud y, hasta el momento, no vi a ninguno del equipo haciendo consultas médicas", decía el mensaje que le envió una mujer.

Sáenz lo tomó con humor y aseguró que no quiere que sus funcionarios tengan problemas de salud, pero sostuvo que "ellos tienen más tiempo". "Dedican tiempo a su físico, está bien, hay que dedicarle tiempo al cuerpo... cada uno es como es", acotó.

Tras diagnosticarle una arritmia, profesionales de el sanatorio El Carmen dieron una conferencia de prensa el martes para explicar que el intendente se encontraba estable, acompañado por sus familiares, y que permanecería internado en observación.

El contexto 

El intendente Gustavo Sáenz será candidato a gobernador, por lo que a sus actividades de gestión se sumaron actos y reuniones. En este contexto, se conoció la detención de Matías Huergo y la convocatoria a distintos testigos a declarar ante la Justicia Federal por la causa en la que se investigan maniobras con facturas apócrifas, licitaciones fraguadas, pagos a funcionarios, evasión y otras irregularidades. 
El intendente quedó internado en la madrugada del martes por una arritmia, un trastorno de la frecuencia cardíaca. Este cuadro implica que el corazón puede latir demasiado rápido, demasiado lento o de manera anormal.
“Las arritmias son multifactoriales y el estrés puede ser una de las causas”, explicaron los médicos que lo atendieron.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...