Les Cusworth: “El rugby es un instrumento y el foco principal es la educación”

Por amor, Les Cusworth llegó a la Argentina hace 12 años y se instaló en Hurlingham, “un lugar más inglés que Inglaterra”, contó a El Tribuno entre risas. El exjugador y entrenador de la Selección inglesa fue parte de la dirección técnica en la Unión Argentina de Rugby; llevó a cabo un plan de desarrollo de alto rendimiento en Córdoba de la mano de Héctor “Pichi” Campana, quien fue vicegobernador de esa provincia entre 2007 y 2011. Luego trasladó el programa a diferentes puntos del país y hoy está al frente de la Fundación Atlas, una institución que contiene a jóvenes de barrios marginales.
El jueves llegó a Salta y visitó diferentes barriadas junto a Rugby en los Barrios, un programa de la Unión de Rugby, junto a la Subsecretaría de Deportes y Recreación de la Municipalidad, el Concejo Deliberante, la Cooperadora Asistencial y la Secretaría de Deportes de la provincia. En un mano a mano con este diario, hizo un repaso sobre su pasado, presente y la proyección a futuro.
¿Cómo fueron tus primeros años en el país?
Inicialmente firmé un contrato en la UAR (formó parte del staff en el Mundial de 2007 donde Los Pumas salieron terceros), y luego llevé a cabo un plan de desarrollo de alto rendimiento en Córdoba junto al “Pichi” Campana. Antes de que llegue él al gobierno, el Chateau Carreras estaba casi abandonado, había poca inversión. El trabajo se expandió en diferentes puntos del país y trabajé en Tucumán, Mendoza, Rosario, en el anexo del Belgrano Athletic, en 2009 vine a Salta y también estuve en La Plata. 
El contrato terminó en 2012 y fui embajador gratis durante un año. Llevé a cabo 16 proyectos en Kenia, Malasia, Singapur, Estados Unidos y otros países.
¿Luego llegó la Fundación Atlas?
Sí. De la mano de Jason Leonard y de otros jugadores como Juan “Chipi” Figallo, además del apoyo fundamental de Carlos Sersale, embajador argentino ante el Reino Unido. El trabajo de Atlas en Argentina comenzó con Virreyes Rugby Club, un equipo de Boulogne, una localidad que tiene barrios marginales. Comenzamos a transmitir los valores a través del rugby TAG (sin contacto), tanto en varones como mujeres.
¿La esencia de la Fundación va más allá del rugby?
El rugby es un instrumento y el foco principal es la educación. Esa es la primera etapa del proyecto, mientras que la segunda etapa será implementar no solo el rugby, sino otros deportes en colegios públicos. El deporte es el vehículo al desarrollo.
¿Y qué pudiste observar del trabajo similar que se realiza en Salta con el programa Rugby en los Barrios?
Un gran trabajo. Estuvimos en el barrio Alto La Viña y Asunción. En el primero conocimos a Normita, una persona estupenda encargada del merendero de ese barrio que estaba esperando a los chicos con chocolate y torta. No sabía que íbamos a ir, sin embargo ya tenía la mesa lista para ellos.
¿Cuándo observás estas situaciones sentís que vale la pena el esfuerzo? 
Sé que hace falta más material humano que nos apoye y queremos convocar a voluntarios para llevar más deportes a los barrios, pero el trabajo vale la pena cuando te enterás que en dos años el índice de jóvenes embarazadas bajó considerablemente como así también el consumo de drogas. Eso está pasando en Virreyes.
Fuera del ámbito social, volvemos al rugby. Fuiste entrenador de Inglaterra en el Mundial 1995, ¿cómo ves a Los Pumas para disputar este año la Copa del Mundo?
Mario Ledesma (actual DT de la Selección) fue mi traductor en los primeros años de trabajo en la UAR. Es una persona muy inteligente y Argentina tiene una gran chance. No será fácil, pero Los Pumas están volviendo a sus orígenes, a su fortaleza.
¿Cuál es esa fortaleza?
Durante un tiempo Argentina intentó tener un lindo juego, pero no contó con los jugadores para hacerlo. Se olvidó de jugar con su fortaleza, esa pasión que tiene. Con Ledesma en Los Pumas y con Gonzalo Quesada en Jaguares, Argentina sale a ganar, no a jugar lindo. Si hay “rugby champagne”, en buena hora, pero si no podés dar un buen espectáculo, jugá con tu fortaleza.
En el fútbol lo llaman “bilardismo”... 
Es que Argentina perdió unos cinco años tratando de descubrir su estilo de juego y con Ledesma canceló esa búsqueda. Ahora sale a ganar en base a su fortaleza, esa que se crea en los clubes. Argentina tiene el mejor sistema amateur del mundo.
¿Qué observás de los clubes y sus ligas?
Que tienen un gran nivel. El Regional del NOA es un muy buen torneo. 
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...