Pese al miedo, el grupo de hombres decidió seguirla para ver de quién se trataba, y grabarla. El camino de la mujer los llevó hasta el cementerio del pueblo, y paró en la tumba de un niño pequeño. Ahí, dice Villareal, la mujer se percató de su presencia y cuando volteó a mirarlos hizo un fuerte chillido que hizo que salieran corriendo del lugar.

"Tenía el cabello como cuando llevan varios días sin lavárselo. Cuando me volteó a mirar ya estaba vestida de negro y no se le veían los pies, porque volaba a esta altura", describió Villareal a Canal Uno.

"Nos dio mucho miedo, pero nos quedamos mirándola y cuando nos vio cerca nos llamaba. Llegando al cementerio nos quedamos como a 100 metros de distancia porque no fuimos capaces de seguir y aclamaba a un niño y lloraba, y cuando nos volteó a mirar pegó un chillido", continúa su relato el habitante de La Esmeralda en Colombia.

Los testigos de la extraña presencia aseguran que al llegar el amanecer la mujer desapareció, que sin darse cuenta abandonó la tumba. Los campesinos de la zona dicen que nunca la han visto de día, que aparece en la noche y sobre todo en luna llena, y que su llanto se escucha en todo el pueblo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...