Tensa situación por incumplimientos de dos subcontratistas

Dos de las empresas que la firma española Elmya subcontrató para distintos trabajos ejecutados en el parque fotovoltaico de Cafayate, AVS Solar y Autopartner SAS, se retiraron sin cumplir con las obligaciones que habían asumido con más de un centenar de obreros de la construcción. 

Los trabajadores, que comenzaron a recibir las notificaciones del cese laboral el pasado 31 de abril, reclaman ahora ante la contratista principal la cancelación de haberes atrasados, diferencias salariales y horas extras. También le exigen el pago que les corresponde por el Fondo de Cese Laboral, un beneficio que está establecido en la ley nacional 22.250 para los trabajadores de la construcción y que debe hacerse efectivo con aportes que los empleadores están obligados a integrar en una cuenta bancaria.

Ante el conflicto, que derivó en un corte del acceso al parque solar el pasado 14 de mayo, Elmya se comprometió a regularizar las deudas salariales. Para descomprimir la situación, la empresa española efectivizó el pago de un anticipo el 17 de mayo y debía presentar una propuesta de cancelación definitiva el viernes último, pero la audiencia pasó a un cuarto intermedio.

Gabriel Meisner, abogado que patrocina a 58 de trabajadores vallistos, precisó que mañana, a las 16, Elmya debería formalizar la propuesta de pago pendiente. Los obreros movilizados se mantienen en tensa espera y anunciaron que retomarían las medidas de fuerza si la empresa no cumple lo acordado hasta mañana. 

Entre los afectados hay varios cuyanos y diez españoles que tenían garantizado su alojamiento en Cafayate solo hasta ayer, por lo que al cierre de esta edición aguardaban respuestas urgentes de la Cancillería argentina y de la Embajada de su país.

Aunque las obras del parque solar están casi finalizadas, la conflictiva situación podría complicar su habilitación y generar penalizaciones para Canadian Solar, la titular del proyecto. 

La administradora del mercado mayorista eléctrico del país (Cammesa) programó las entradas en operación de la planta de Cafayate y de otros proyectos de generación limpia en base a los lineamientos del Plan de Energías Renovables (RenovAr). Este prevé una creciente participación de energía renovable en la matriz eléctrica del país, que debería llegar al 20% en 2025.

Ese es uno de los compromisos que asumió Argentina en la última cumbre del cambio climático en París. 

En Salta, Cammesa espera incorporar 280 megavatios (MW) de energía solar desde el mes próximo hasta el primer semestre de 2020, con el parque fotovoltaico de Cafayate y los dos que están previstos en el municipio de San Antonio de los Cobres. 

Con las tres plantas solares en funcionamiento, la provincia de Salta tendría una participación de generación renovable superior al 23%, cinco años antes del plazo tope establecido en la legislación que impone la incorporación progresiva de fuentes de generación limpia en el país.

Hoy Salta tiene una capacidad de generación instalada de 1.200 megavatios (MW), que se concentra fundamentalmente en dos grandes usinas que funcionan con gas: la Central Térmica Güemes (CTG) y TermoAndes.

Al igual que en la provincia, todo el país aún tiene su matriz energética fuertemente atada a los combustibles fósiles (gas, fuel, gasoil y carbón) y se estima que son necesarias inversiones por no menos de 14.000 millones de dólares de aquí hasta 2025 para alcanzar las metas marcadas por la ley 26.190 de energías renovables y sus normas complementarias. 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...