Organismos de derechos humanos de Salta expresaron su "más enérgico repudio" por el homenaje a los exsoldados que participaron en el Combate de Manchalá ocurrido en Tucumán hace 44 años, en el marco del "Operativo Independencia". El acto en Salta fue la semana pasada en el predio del Ejército y fue presidido por jefe del Estado Mayor General del Ejército, teniente general, Claudio Pasqualini.

La nota lleva la firma de los organismos "Lucrecia Barquet", Asociación de DDHH "Coca Gallardo", Asociación "Miguel Ragone", H.I.J.O.S. Salta y Comisión de Familiares Detenidos Desaparecidos por Razones Políticas y Gremiales e integrantes de la Mesa de Derechos Humanos de Salta.

"Debemos recordar que fue en Tucumán donde se instaló el primer centro clandestino de detención de Argentina y fue en la escuela de Famaillá. Un hecho macabro sin precedente, es la existencia del "Pozo de Vargas' ubicado en Tafí Viejo, Tucumán, un enterratorio clandestino ideado por los militares donde arrojaron a cientos de cuerpos de militantes detenidos de los cuales sólo 105 fueron ya identificados . Ello representa una de las caras más cruel del terrorismo de Estado", afirmaron las organizaciones.

Y continuaron que "en el juicio oral y público realizado en Tucumán se dio por probado los secuestros, asesinatos, torturas y desapariciones perpetradas por los represores y por ello fueron condenados. Las sentencias dictadas en los juicios orales y públicos son prueba irrefutable de que no hubo una guerra, hubo un Estado terrorista que ejerció su poder absoluto sobre una población indefensa. El Estado fue responsable del genocidio. El Estado es ahora responsable de la reivindicación de los hechos que configuran hoy ese homenaje".

En otra parte del comunicado señalaron que "exigimos a las autoridades del Ejército que responden a su comandante en jefe, el presidente Mauricio Macri, el cese de la provocación a familiares de víctimas del terrorismo de Estado y el respeto a las sentencias dictadas por los Tribunales Federales que condenaron a militares genocidas".

El acto

En el acto donde condecoraron a los soldados que participaron del enfrentamiento hace cuatro décadas, Claudio Pascualini señaló: "Ellos fueron un puñado de valientes suboficiales y soldados de la Compañía de Ingenieros de Montaña V que, ese lejano 28 de mayo de 1975, mientras realizaban tareas de mantenimiento del edificio de la escuela de Manchalá como parte de las actividades normales de acción cívica del Ejército, fueron atacados por un grupo de más de 100 militantes del Ejército Revolucionario del Pueblo. Pese a tan desigual situación, nuestros soldados -así como ya había ocurrido en muchas otras oportunidades- inscribieron una nueva página de gloria en la rica historia del Ejército Argentino".

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...