Preocupación por el cierre de dos plantas de proceso de Refinor

El sindicato de trabajadores de la industrialización privada de petróleo y gas de las provincias de Salta y Jujuy expresó su preocupación luego de recibir una nota en la que la empresa Refinor SA operadora del complejo Campo Durán ubicado en el municipio de Aguaray informara que debido a situaciones operativas y económicas se adoptó la decisión de parar las plantas de proceso de Turbo expansión I y II del complejo Campo Durán.

La petrolera, según se desprende de la misma nota, no estima una fecha probable de normalización de la situación por lo que dispuso ampliar el cupo de licencias para el personal afectado a esas dos instalaciones industriales, corazón de la refinación del gas que proviene de los yacimientos norteños y del sur de Bolivia.

Instalaciones afectadas

La información brindada en forma oficial al sindicato de petroleros privados norteños generó la lógica preocupación, pero es un capítulo más en una extensa negociación que se inició el año pasado y que llegó al Ministerio de trabajo de la Nación.

Aunque en ese momento Refinor aseguró que no tenía previsto licenciar y menos suspender personal la situación actual genera una gran incertidumbre en el complejo donde trabajan unas 500 personas entre personal propio y contratados de otras empresas prestatarias de servicios.

Pero una medida de este tipo no solo afectará al complejo ubicado en el paraje Campo Durán, sino que tendrá un efecto dominó propio de un sistema integrado como es la industria de los hidrocarburos.

El poliducto -otras de las instalaciones operadas por Refinor- que se extiende desde la misma localidad hasta el centro del país y que transporta los subproductos puede ser el segundo eslabón afectado por esta decisión. En tercer lugar repercutirá en forma directa en las fraccionados y envasadoras de GLP de las 8 plantas ubicadas en las provincias de Salta y Jujuy.

Qué son los Turbes I y II

Los turboexpansores son instalaciones industriales donde el gas que recibe el complejo proveniente del sur de Bolivia y de los pozos de la cuenca del NOA son sometidos a un proceso de separación mediante la utilización de calor.

En ese proceso se recupera los componentes más ricos del gas, propano y butano para la fabricación posterior del GLP (Gas Liquid Petrolium por sus siglas en inglés). La suspensión de la operación de ambos turbex implica que se dejarán de recuperar esos dos subproductos por tanto implica dejar de fabricar EL GLP.

Sebastián Barrios, secretario general del gremio de los petroleros de Salta y Jujuy pero también operario en el complejo Campo Durán precisó que "al no hacerse la separación de esos gases, ese GLP dejará de ser almacenado en las esferas (las típicas instalaciones redondeadas pero de gran tamaño que se ve en los complejos) y no va a ser bombeado por el poliducto (Campo Durán- Montecristo, otras de las grandes instalaciones que opera Refinor) a las diferentes estaciones", explicó.

Agregó: "Como las fraccionadoras no van a disponer de propano ni butano "no van a poder envasar en garrafas lo que afectará a toda la región; las 8 distribuidoras de las provincias de Salta y Jujuy -incluidas la fraccionadora de la localidad de General Gemes y Salta capital que dependen de estos derivados de gas que se separan en el complejo Campo Durán- para seguir trabajando tendrán que ir a buscar los productos a otros lados, a otras provincias".

"Todo esto implicará a su vez un precio diferente que tendrá que abonar el cliente final. Las distribuidoras ya nos han anunciado que se verán en la obligación de suspender a su personal y no se descarta la posibilidad de que se produzcan despidos", precisó Barrios.

Gran incertidumbre

"Estamos muy preocupados", agregó el sindicalista norteño. "Tenemos la certeza de que en principio se comenzará con estas licencias que fueron puestas a consideración por el hecho que precisamente entre el gremio y Refinor estamos en conciliación, no se imponen pero una vez que termine la conciliación la metodología de la empresa será otra. Cuando la empresa habla de condiciones económicas que la llevan a tomar esta medida se refieren a que una porción del gas -gas combustible- tienen que pagarle al estado por ese uso y que tiene un costo muy elevado; la otra razón es que el valor del GLP está muy bajo y a eso hay que sumarle que Refinor está obligado a sacar una porción para destinarlo al gas social que está muy depreciado lo que también afecta al negocio. Hoy prácticamente el gas combustible que se usa para procesar está más caro que el GLP que se extrae producto de ese proceso".

Procesos auxiliares

Barrios refirió que "la afectación desde el punto de vista laboral está dirigido no solo a los operarios de los dos turbex sino que hay otros procesos auxiliares que dejan de funcionar pero al no haber una fecha prevista de cuándo la planta volverá a la normalidad la incertidumbre es peor". Finalmente explicó: "Estamos hablando de personal propio de planta pero también de los trabajadores de las contratistas ligados a la planta".

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...