Abuelo se cayó en el baño y espera una solución hace una semana

A una semana de haberse accidentado en el baño de su casa, Ramón Beltrán, de 77 años, espera recibir la atención médica que le permita, al menos, superar los dolores que le genera la luxación de clavícula que sufrió.

Su familia denunció que, pese al accidente y la angustia, en una clínica privada no les habrían dado una respuesta certera sobre lo que debían hacer. El viernes, la situación se difundió en la edición digital de El Tribuno. Luego, funcionarios del PAMI, obra social de Beltrán, confirmaron que mañana será atendido por otro equipo médico y destinado a otra clínica.

Además, adelantaron que se tomará la denuncia de la familia con el objetivo de iniciar un expediente e investigar si hubo negligencia.

Nicolás Sivila, director del PAMI, expresó a este medio que tomó contacto con el caso y se comunicaron con la familia Beltrán. "El lunes los vamos a atender en PAMI. Luego de hablar con el hijo del señor Ramón Beltrán, se resolvió que sea tratado en otra clínica", expresó Sivila.

Desde la clínica Cruz Azul, donde lo atendieron inicialmente, la doctora Josefina Abdo respondió que el paciente no podía ser operado porque su cuadro no lo permitía y que, además, tiene otras dolencias que complicaban el caso, como una neuropatía diabética.

En diálogo con El Tribuno, aseguró que lo derivó a un traumatólogo que debería haber resuelto su caso el miércoles pasado y le recetó analgésicos para el dolor.

Según las versiones de los profesionales, el diagnóstico de Ramón Beltrán fue de luxación de la articulación acromioclavicular y el tratamiento consistía en suministrarle analgésicos e inmovilizar del brazo. Dijeron que le recomendaron comprar un cabestrillo porque si lo solicitaban en PAMI, "tardaría demasiado". Un cabestrillo es un sistema que se utiliza para inmovilizar un brazo.

Según la familia, Ramón llegó a la guardia el domingo luego de haberse caído en el baño de su casa y de advertir que algo estaba mal en su hombro. Luego les confirmaron que tenía una luxación pero que una operación no era viable, respuesta que los angustió porque los dolores no cesaban.

A la casa y analgésicos

Según la familia, el domingo a la noche el médico de la guardia y el traumatólogo le confirmaron que tenía una lesión en la clavícula con desplazamiento, y que el lunes lo sometería a estudios para una cirugía. Sus familiares quedaron tranquilos, pero el lunes, según relataron, Josefina Abdo señaló que solo tenía una luxación de hombro, por lo que resolvió darle el alta y que regrese el miércoles a un control.

Los familiares aseguraron que el miércoles la única recomendación que les dieron fue que “si querían”, le coloquen un cabestrillo. El profesional no hizo el pedido por escrito porque PAMI “demoraría” y era mejor que lo compren. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...