Después de la extensa y última jornada del juicio donde Mario Federico Condorí fue condenado a 23 años de prisión por el crimen (femicidio) de Cintia Vanesa Fernández (27), en abril de 2011 en un departamento de Parque La Vega, los distintos actores vinculados a la histórica causa dejaron en claro que un nuevo proceso judicial comenzó. En ese sentido, ayer fuentes judiciales informaron que una de las personas que salió detenida del Salón de Grandes Juicios del Poder Judicial, por falso testimonio, recibió un nuevo revés. Se trata de la oficial de la Policía salteña Gimena Núñez, a quien se la acusa ahora de "encubrimiento agravado de homicidio".

María Luján Sodero Calvet, fiscal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas 2, fue la encargada de ampliar la acusación contra la oficial Gimena Antonia Núñez. Luego de la imputación, la oficial prestó declaración y negó los cargos que pesan en su contra, dijo no haber diagramado ni efectuado ninguna maniobra para entorpecer el accionar de la Justicia en el marco de la investigación que se llevaba a cabo por el crimen de la joven Cintia Fernández. Por entonces, en el 2011, Núñez se desempeñaba en la Brigada de Investigaciones, cuerpo desde donde intervino al inicio del trabajo investigativo.

Desde la página oficial del Ministerio Público Fiscal informaron: "Sodero sostiene en la acusación que puede advertirse que la oficial de la Policía de la Provincia afectó directamente la administración de justicia al impedir y perturbar tanto la individualización del verdadero responsable del homicidio como la reunión de elementos de convicción tendientes a reconstruir el hecho delictivo, dirigiéndose con su accionar comisivo y omisivo a facilitar la impunidad del imputado Mario Federico Condorí".

Para la fiscal existió un "claro direccionamiento" de la investigación del crimen que se vio reflejado en las "omisiones del informe de la imputada, la omisión de cumplir con diligencias básicas, las anotaciones tendientes a vincular a Puca, desprestigiar a la víctima y a su madre".

En medio de las audiencias también salieron esposados de la sala el expolicía Calixto Mamaní y el exadministrador del complejo Parque La Vega José Antonio Ormeño, ambos quedaron detenidos a pedido del fiscal de la causa, Ramiro Ramos Ossorio, por considerar que incurrieron en el delito de "falso testimonio".

El viernes por la noche, tras escuchar el fallo, Ana Fernández, madre de la víctima, apuntó: "Ahora vamos por los encubridores, ya cayó el autor material, ahora vamos por más".

.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...