Vecinos denunciaron que una cuadrilla de Vialidad trabajó solo media hora y luego se retiró


Molestos por el peligroso estado de esta ruta, vecinos subieron fotos y videos de una cuadrilla de operarios de Vialidad que abandonó su labor por falta de material bituminoso.
A ritmo cansino, alrededor de una docena de trabajadores de Vialidad de la Provincia inició en forma interrumpida los remiendos de la dañada calzada de la ruta provincial 23 que une esta ciudad con Cerrillos.
Además de ser la principal vía de acceso hacia Salta, los 13 kilómetros de este camino son el motor principal para el traslado de la producción agrícola y de las pocas industrias radicadas en la zona.
Los pozos, grietas y banquinas colmadas de yuyales hacen de esta vía de comunicación un peligro para los vecinos que a diario transitan por este tramo.
Este miércoles, tras numerosos reclamos de vecinos, se pudo apreciar en la mañana que una cuadrilla de operarios de Vialidad procedía a tapar algunos pozos y baches en el acceso a Rosario de Lerma.
Lo que llamó poderosamente la atención de los vecinos fue que a poco de haber comenzado el breve trabajo se retiraron de la zona porque, al parecer, se habían quedado sin material bituminoso, que es utilizado para tapar baches y efectuar remiendos importantes de cintas asfálticas deterioradas.
“Me acerque a preguntar por qué se iban tan rápido y me dijeron que se les había acabado el material para tapar los pozos. Me llamó la atención que rellenaran unos pocos, y la chimenea que utilizan para el alquitrán ni siquiera humeaba” contó Liliana, vecina de la zona de ingreso por la ruta 23 que filmó y fotografió al personal de Vialidad provincial.

La escena parece montada

Además de conos, un camión y una camioneta con el equipo para calentar supuestamente el material de relleno, se pueden observar dos pozos tapados en esa zona. El resto de la cuadrilla estaba parada esperando órdenes de la llegada del material para remendar la ruta.
“Para mí esto fue una burla, porque esto requieree un trabajo a largo plazo. Hoy la ruta sigue igual de peligrosa. Se taparon algunos baches. Ya no sabemos a quién recurrir. Desde el municipio acotan que no tienen presupuesto y que no es su responsabilidad. Vialidad termina por tapar a medias por pozos. No sabemos a quién pedir soluciones”, acotó la vecina.
Semanas atrás el intendente de Rosario de Lerma, Ignacio Jarsun, había pedido que Vialidad de la Provincia se haga cargo de estos trabajos de reparación. De hecho, en 2018 y en este 2019 la repavimentación de este tramo de 13 kilómetros fue presupuestada. Pero debido a los vaivenes económicos la obra se postergó hasta nuevo aviso otro año más.

Una verano movidito

En enero pasado El Tribuno publicó el empeoramiento de las banquinas, llenas de yuyales, acequias sin señalización que corren paralela a la ruta, baches y socavones. Desde esa fecha al presente todo sigue igual. Y se acrecienta el estado de las grietas que aparecen por todos lados. Los peores sectores son la zona de El Carmen y San Martín. La cinta asfáltica está levantada literalmente.
Los vecinos esperan que el material de relleno aparezca pronto. Piden aunque más no sea el relleno de baches. En varios accidentes ocurridos en estos meses los protagonistas de los siniestros viales aseguran que ocurrieron por el mal esta    do de la ruta. 
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...