El dueño de una carnicería golpeó y amenazó con una piedra a un agente de Rentas

Ayer un comerciante agredió a un empleado de la Dirección General de Rentas cuando estaba por hacer efectivo una clausura de local. El inspector recibió golpes de puño y fue amenazado con una piedra. 

La situación ocurrió cuando un agente de la Dirección General de Rentas procedió a realizar la clausura de un local comercial ubicado en calle Lerma y San Juan. El procedimiento de clausura se realizó según la normativa del Código Fiscal, porque el local  no tenía documentación habilitante para la actividad comercial y le faltaban otros documentos habilitantes. Se trata de una carnicería. 
En el momento en que se colocaba la faja de seguridad, el propietario del local se acercó de forma sorpresiva y le propinó un fuerte golpe a la altura de los riñones. Luego del incidente, el comerciante ingresó al local y fue la madre del mismo quien comenzó a increpar al inspector.

Aduciendo que la situación perjudicaba a su hijo y al no poder revertir la clausura, fingió un desmayo. Finalmente el propietario del lugar salió, nuevamente a perseguir al agente de Rentas, amenazándolo con una piedra de un gran tamaño.

Asistido por otro compañero de Rentas, los inspectores de Rentas solicitaron ayuda al 911 quien se hizo presente rápidamente con una ambulancia y presencia policial. Se asistió al agente agredido y a la madre del comerciante, concluyéndose que ambos se encontraban en buen estado. 

Posteriormente se realizó la denuncia penal en la Comisaria N° 2 en donde se la caratuló como Lesiones y Amenazas a cargo de la Fiscalía Penal N° 5. El director del organismo recaudador, Luis Trogliero afirmó que “estas situaciones no se pueden suceder ya que el funcionario estaba cumpliendo correctamente con sus funciones asignadas y se solidarizó con el agente”.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...