Becas de apoyo para estudiar y formación para manejar recursos

Herramientas para la vida es lo que obtendrán alumnos de dos instituciones educativas de Rosario de Lerma a partir de su incorporación en un programa de Educación Financiera desarrollado por una entidad bancaria con el apoyo, en esa localidad, de la fundación Grano de Mostaza. 

En la provincia son 100 los chicos beneficiados con este programa. 

Los de Rosario de Lerma son alumnos de los colegios Santa María del Rosario y del Instituto Rosario de Lerma, y provienen tanto de dicha localidad, como de Cerrillos y de Cachi. 

A través de la educación financiera, los jóvenes deben bancarizarse. Perciben un monto mensual mediante una tarjeta recargable, que debe ser utilizado para elementos escolares y esto incluye también el uniforme. Todo gasto que se realiza debe ser documentado en una planilla, acompañado con el ticket fiscal correspondiente. De este modo, los chicos no sólo reciben una “beca” sino que también adquieren el valor por el dinero; conocen la importancia de saber administrarlo y se familiarizan con el sistema bancario. 

Este programa también incluye a las familias. Los padres o tutores de los jóvenes aprenden a la par de ellos y los acompañan en las gestiones. 

Carolina Zelaya, encargada de la fundación Grano de Mostaza, consideró de importancia la presencia de BBVA “porque los chicos, desde que están bancarizados, aprendieron a manejarse en el sistema. Desde lo más simple, que es ir a un cajero y hacer una extracción; hasta lo más complejo, que son las rendiciones”. 

Zelaya cree que “son más conscientes a la hora de tomar una decisión sobre cómo usar el dinero. Muchas veces ellos me dicen que se parecen a sus papás, haciendo cálculos y analizando en qué les conviene gastar el dinero”. 

Los elegidos 

El programa se ejecuta a partir del acuerdo de la entidad bancaria con una fundación. En este caso Grano de Mostaza recibe a estudiantes de distintas instituciones para acompañarlos en su desarrollo escolar. La fundación es el nexo entre las familias y el BBVA. 

Nayra cursa segundo año en el Instituto Rosario de Lerma. Resaltó, en diálogo con El Tribuno, que llegó a la fundación por clases de apoyo y allí supo de las becas. “Esta es una posibilidad más para ayudar y poder terminar el colegio”, dijo. 

Fernanda va al mismo colegio, pero es el segundo año que es beneficiaria del programa: “Se siente muy bien ser elegida y valoré que me hayan dado esta oportunidad. Me esforcé mucho porque no debíamos llevarnos materias”. 

El orgullo de los padres se notaba en las miradas. Las familias salieron a primera hora desde Cachi o pidieron permiso en sus trabajos para poder acompañar a sus hijos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...