Lo afirma la ciencia: a  barriga más grande, cerebro más pequeño

Una nueva investigación proporciona pruebas sólidas que vinculan la masa corporal adicional a una disminución preocupante en el volumen cerebral.

La forma en que esta grasa adicional afecta la función de nuestro cerebro no está clara, pero con investigaciones anteriores que relacionan la obesidad con afecciones neurológicas, no parece muy positiva.

El IMC se determina dividiendo el peso de una persona por el cuadrado de su altura. Las personas con un IMC superior a 30.0 se consideran obesas. La relación cintura-cadera se determina dividiendo la circunferencia de la cintura por la circunferencia de la cadera. Las personas con vientres más grandes en comparación con sus caderas tienen proporciones más altas. Los hombres mayores de 0,90 y las mujeres mayores de 0,85 se consideran obesos centrales.

"La investigación existente ha relacionado la contracción cerebral con el deterioro de la memoria y un mayor riesgo de demencia, pero la investigación sobre si la grasa corporal adicional es protectora o perjudicial para el tamaño del cerebro no ha sido concluyente", explica Mark Hamer de la Universidad de Loughborough, (Inglaterra) y líder del trabajo. "Nuestra investigación examinó a un gran grupo de personas y descubrió que la obesidad, específicamente en la barriga, podría estar relacionada con la contracción cerebral".

El estudio evaluó a 9.652 personas con una edad promedio de 55 años. De ese grupo, el 19% se determinó que eran obesos. Los investigadores midieron el IMC, la relación cintura-cadera y la grasa corporal general, y encuestaron a los participantes sobre su salud. Luego los investigadores utilizaron imágenes de resonancia magnética para determinar los volúmenes cerebrales de la materia blanca y gris en las distintas regiones del cerebro.

La materia gris contiene la mayoría de las células nerviosas del cerebro e incluye regiones del cerebro involucradas en el autocontrol, el control muscular y la percepción sensorial. La materia blanca contiene haces de fibras nerviosas que conectan varias regiones del cerebro. Después de ajustar otros factores que pueden afectar el volumen cerebral, como la edad, la actividad física, el hábito de fumar y la presión arterial alta, los investigadores encontraron que aunque un IMC alto solo estaba relacionado con volúmenes cerebrales ligeramente más bajos, aquellos con un IMC alto y una cintura grande tuvieron volúmenes cerebrales de materia gris más bajos que los participantes que no tenían una proporción alta de cintura a cadera.

Específicamente, los investigadores encontraron que 1.291 personas que tenían un IMC alto y una relación cintura-

cadera alta tenían el volumen cerebral promedio de materia gris más bajo (786 centímetros cúbicos), en comparación con 3.025 personas de peso saludable que tenían un volumen cerebral promedio de materia gris de materia gris de 798 centímetros cúbicos. 514 personas con un IMC alto pero sin una proporción alta de cintura a cadera tenían un volumen cerebral de materia gris promedio de 793 centímetros cúbicos. No encontraron diferencias significativas en el volumen cerebral de la materia blanca.

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de vida-y-tendencia

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...