Para no ser detenido,se tragó una tiza de cocaína y murió

Un hombre de 38 años murió de un infarto tras ingerir un envoltorio con cocaína durante un operativo contra el narcotráfico en San Luis, informó hoy la Dirección de Relaciones Policiales puntana.

Se cree que el sujeto para evitar la consecuencia penal de la tenencia de estupefaciente tuvo la mala idea de ingerir la sustancia, que resultó ser fatal en pocos minutos.

El hecho ocurrió en uno de los cinco allanamientos que se realizaron durante la noche del viernes y la madrugada del día sábado en la casa 9 de la manzana 33 del barrio Serranías Puntanas, ubicado en la zona sur de la capital provincial.

En ese domicilio, los policías de la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico pusieron a resguardo a una adolescente de 15 años en la comisaría del menor y demoraron a tres hombres, uno de 28 años, otro de 51, que tenía consigo dos envoltorios con cocaína y un tercero, identificado como Daniel Alberto "El Negro" Díaz.

Según las fuentes, a este último sospechoso le encontraron dos envoltorios de plástico con cocaína y 700 pesos.

En ese momento Díaz se descompensó y los policías intentaron reanimarlo hasta la llegada de la ambulancia con personal del Sempro, que certificó su deceso.

Luego de poner en conocimiento de lo ocurrido a la Secretaría del Juzgado Federal, y a la Justicia ordinaria se le dio intervención al Departamento Homicidios y a la comisaría de jurisdicción.

El juez penal 2, Ariel Parrillis, dispuso, entre otras medidas, que reciban las declaraciones a todas las personas que estuvieron en el lugar y que el cuerpo de Díaz fuese trasladado a la morgue judicial, donde se le practicó la autopsia correspondiente.

El médico forense, Luis Lucero, determinó como causal de deceso "falla cardíaca aguda - infarto agudo de miocardio", y reveló que en el estómago se encontró un envoltorio negro con sustancia blanca similar a la cocaína que deberá ser analizada.

Investigados

El lugar donde falleció el hombre estaba siendo investigado desde un tiempo atrás por la Justicia de San Luis.

Trascendió que en el lugar funcionaba una boca de expendio de cocaína y otras sustancias y que la intención de los investigadores era poner fin al comercio ilegal de drogas.

En ese contexto es que se estaba realizando el allanamiento que al parecer iba a poner tras la reja al menos a uno de los presentes.

La cantidad de sustancia hallada no podía llevarlos a prisión, pero lo que ingirió supuestamente el malogrado hombre era sufiente como para probar que no se trataba de droga para el consumo, sino para la venta o comercialización.

Estos delitos sí son penalmente castigados con severas condenas, que comienzan en un mínimo de cinco años hasta sumar más de una década en los casos más graves de la venta de estupefacientes.

Lo hallado en las vísceras del hombre fallecido en los allanamientos está siendo peritado, aunque una fuente indicó que se trata de una pila de clorhidrato de cocaína.

Según lo informado por la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico, en los cinco allanamientos se secuestró marihuana, cocaína y elementos de infracción a la Ley 23.737 de estupefaciente, y un hombre y una mujer están detenidos a disposición del Juzgado Federal San Luis.

En total secuestraron 93 dosis de marihuana por un valor de 14.000 pesos, 184 dosis de cocaína cuyo precio en el mercado asciende a 184.000 pesos, 5 balanzas de precisión, elementos de "estiramiento y corte", 9 teléfonos celulares; dinero en efectivo y 12 municiones calibre 32.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...