Sancionan a los chicos de Juventud y Central Norte que armaron una batalla campal

La batalla campal que protagonizaron el sábado en el Fray Honorato Pistoia los jugadores de quinta división en el partido que Juventud Antoniana le ganó a Central Norte por 3 a 2, cuyo informe que proporcionó el árbitro Juan Eduardo Flores al Tribunal de Disciplina de la Liga Salteña, tuvo consecuencias. Entre las primeras medidas aplicadas está suspender provisoriamente a los jugadores que conformaron las planillas de ambas instituciones.
El ente disciplinario, además, corrió vistas por 5 días corridos tanto el club antoniano como a la entidad azabache para que realicen los descargos, de acuerdo a la reglamentación correspondiente. 
Una vez que se reúnan todos los elementos de prueba, entre los cuales se incluirá videos, para hacer un análisis pormenorizado de lo sucedido en el estadio antoniano, los miembros del tribunal procederán a emitir un fallo.


Por lo pronto, la sanción impuesta a los jugadores de Juventud y Central abarca la suspensión para integrar sus equipos en los partidos que deberán jugar por el torneo de divisiones inferiores.
Lo ocurrido en la cancha de Juventud presenta un nuevo antecedente, ya que en los torneos organizados por la Liga Salteña en años anteriores un hecho similar ocurrió entre Gimnasia y Tiro y San Martín, y por lo que se recuerda la suspensión de los jugadores fue de un año. En todo este tiempo el alto Tribunal de la Liga analiza cada caso con el objeto de imponer disciplina, ya que los partidos de fútbol son considerados como un juego y las penas se gradúan de acuerdo a los hechos. Y a este cuerpo ahora le tocará actuar indefectiblemente castigando a las personas involucradas, en algo que se cataloga de suma gravedad. 
Sobre lo acontecido en Juventud con chicos de edades entre 15 y 16 años, la explicación y la reflexión de una situación tan lamentable llegó por el lado del presidente Gustavo Klix, que se mostró dolido, sobre todo porque estos hechos se registraron en la Lerma y San Luis. 
“Acá, más allá de la sanción que nos podría caber, la vamos a acatar como corresponde. El trabajo en que está inserta la institución es del buen comportamiento y la educación. Bajo ningún punto de vista uno justifica tamaño desorden. Es un episodio ajeno a lo que pregonamos como club, en el cual están involucrados diferentes disciplinas para el bien de la toda masa antoniana”, declaró Klix.
El dirigente santo expuso luego: “Fue muy lamentable todo lo que sucedió este sábado y nos causa mucha pena. Esperamos que no vuelva a ocurrir. Vamos a hacer un mayor seguimiento en algunos chicos. Ellos tienen que entender que juegan en un club, formando una parte de las sociedad y que nosotros, como dirigentes, tenemos que buscar la forma de cambiar lo anormal bajo cualquier costo. Para ello ya pusimos en práctica reglas implícitas, el respeto hacia el compañero y el saludo cordial al equipo rival, y vamos a continuar con esa base en cuanto a la formación de los jugadores que llegan para vestir la camiseta de Juventud”.
Con respecto a continuar en la difícil tarea de superar los inconvenientes que se dieron en la Lerma, Klix señaló: “Vamos a luchar en la formación de los chicos con los valores”.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...