Un campesino de la zona de Nahuel Niyeu peleó con un puma que acechaba a sus vacas y terminó en el hospital de Valcheta, donde se recupera de los zarpazos que recibió. El domingo cerca de las 15, Vicente Navarrete de 63 años, salió a caballo a recorrer el campo junto a su esposa Honoria Antefil y uno de sus perros.

De acuerdo a lo narrado por Navarrete a la policía y a sus familiares, luego de andar unos kilómetros su esposa se adelantó con el caballo en busca de unas vacas. El perro salió en otra dirección y lo perdieron de vista. Vicente salió a buscarlo y lo encontró peleando con un puma, considerado plaga en la Región Sur.

El hombre se bajó del caballo y le aplicó un par de puñaladas al felino, que escapó hacia unos cerros. Vicente y el perro lo siguieron. Cuando se reencontraron, el perro volvió a “trenzarse” con el puma. El campesino bajó para liquidarlo pero volvió a escaparse y a los pocos metros quedó tendido en el suelo. Pensando que estaba muerto, el campesino se acercó y el puma le saltó encima.

Protagonizaron una lucha cuerpo a cuerpo que término con la muerte del animal y Navarrete, malherido en medio del campo, con la muñeca izquierda fracturada y cortes en distintas partes de su cuerpo. Un zarpazo le cortó una vena y para no desangrarse se hizo un torniquete con el “cinto de le recado”.

Se hizo la noche, el frió crecía y Navarrete no volvía a su casa. Honoria se comunicó con uno de sus hijos que vive en Viedma. Le pidió que alerte a la policía, creyó que su esposo se extravió.

Según el jefe de la comisaría de Valcheta, José Flores, a las 0.30 del lunes un llamado los alertó sobre la presencia de un hombre extraviado en un campo. Se montó un operativo a cargo de la oficial Lucía Espulef y bomberos. Fueron al campo en su búsqueda. “Se actuó con la mayor celeridad posible y lograron ubicar a Vicente Navarrete a las 4.50, a varios kilómetros desde donde se había separado de Honoria.

Los bomberos rastrillaron el lugar y encontraron al perro, quien los guió hasta donde estaba Vicente, explicó el comisario. Navarrete fue traslado al hospital de Valcheta. “Mi papá la pasó muy mal. Pudo hacer fuego pero pasó mucho frío y se deshidrató. Los bomberos y la policía hicieron un gran trabajo para que esté vivo. La familia está muy agradecida con ellos” detalló Mariela Navarrete, hija de la pareja.

El director del hospital de Valcheta, Alejandro Solari, afirmó que “el paciente está internado y se recupera favorablemente”.

Fuente: Diario Río Negro

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...